Contacto/Concepto

ARTÍCULOS DEDICADOS AL LADO DESCONOCIDO DE LA GUERRA

 

 

 

 

 

ULTRA SECRETO

WUWA! – WUNDERWAFFEN : EL PROYECTO ATÓMICO NAZI

PARTE 1

La historia oficial.

    En su wagneriana caída, el tercer Reich mantiene el ánimo combativo de millones de alemanes con una promesa: la existencia de WuWa, la WunderWaffen, un “arma maravillosa” definitiva que cambiará para siempre el rumbo desfavorable de la guerra. Simultáneamente desde 1942 se desarrolla en Estados Unidos un esfuerzo industrial y científico sin precedentes: el llamado “proyecto Manhattan”, destinado a crear la bomba atómica.
    Estados Unidos sabe que Alemania tiene los técnicos, los científicos y el poder industrial necesario para abordar la fabricación de la bomba atómica, pero aparentemente desconoce el grado de desarrollo atómico del régimen nazi. La guerra transcurre, y a excepción de los ataques efectuados por los cohetes V-1 y V-2, y de los aviones a reacción Me-262, no hay rastro de las anunciadas armas definitivas alemanas.
    A principios de 1945 el colapso del ejército nazi es inminente, sus comunicaciones y suministros han quedado destruidos y en mayo el fin llega tras el suicidio de Adolf Hitler. Un comando especial del servicio de inteligencia americano, al que se conoce como “ALSOS”, se encarga de investigar y recopilar cualquier información referente al programa de la hipotética bomba atómica nazi.
    Finalmente el comando encuentra, escondido en una gruta excavada bajo una iglesia de Haigerloch, el reactor experimental B-VIII, un tosco recipiente de agua pesada, con un par de inservibles reactores sumergidos en su interior. Samuel Gouldsmit, jefe de la operación “ALSOS”, es tajante en sus conclusiones: el proyecto de la bomba atómica de Hitler fue un mito creado para someter la voluntad de millones de alemanes a una resistencia sin esperanza en una guerra suicida . La prometida WuWa no existió jamás.

Farm Hall: los científicos alemanes hablan.

    Uno de los objetivos principales de la operación ALSOS era capturar a aquellos científicos alemanes que podían haber jugado un papel considerable en el desarrollo del hipotético programa atómico nazi. Sin demasiado esfuerzo, son encontrados Heisenberg, creador del principio de incertidumbre y premio Nóbel de Física, y Otto Hahn, descubridor en 1938 de la fisión nuclear, clave para el futuro desarrollo de la bomba atómica.
    También son detenidos Kurt Diebner y Walter Gerlach, principales responsables políticos del “uraniorum”, el programa “oficial” de energía nuclear alemán, con sede en la llamada “Virus House” de Berlín. Poco después de la guerra, el puñado de científicos capturados son internados en una casa de campo equipada con micrófonos, a la que se conoce como “Farm Hall”.Allí se observan atentamente las reacciones y conversaciones de los sabios, con objeto de conocer en profundidad el estado de las investigaciones nucleares durante el tercer Reich.
    Se obtienen algunos datos: en 1942, se reúnen en Berlín Heisenberg y Albert Speer, entonces flamante ministro de armamento del Reich, en sustitución del recientemente fallecido Dr. Todt. Heisenberg le comunica a Speer que no es posible técnicamente una bomba atómica en un plazo inferior a tres o cuatro años, y que solo es interesante y practico un esfuerzo orientado al desarrollo de un reactor nuclear que permita la propulsión de submarinos. En consecuencia Albert Speer otorga al grupo de Heisenberg la escasa cantidad de dos millones de marcos, cifra veinte veces superior al ridículo presupuesto inicial solicitado por el propio Heisenberg. Después de tres años, los resultados de dicha investigación nuclear son prácticamente nulos. No hay reactor, no hay bomba. Tan solo un ciclotrón que es rápidamente incautado por los rusos en su avance hacia Berlín, y un reactor no operativo en el pequeño pueblo de Haigerloch.
    Cuando el 6 de agosto de 1945 les es comunicada la explosión de la bomba atómica de Hiroshima a los retenidos en Farm Hall (Reino Unido), la incredulidad y sorpresa de los alemanes es absoluta.
    Todo quedara reflejado finalmente en un libro escrito por el propio Samuel Gouldsmit: “Myths around the german atomic Bomb”, en el que se concluye que la investigación científica y tecnológica era inviable en la tiránica Alemania nazi, y que dicho avance solo es posible en los países que se ajustan a los esquemas de la democracia liberal angloamericana. Punto final.

PARTE II

Uranio enriquecido U-235: ¿quien llegó antes?

    El uranio que puede encontrarse en la naturaleza esta compuesto en un 99% de uranio 238, no fisionable y por tanto no apto para hacer bombas atómicas, y un 1% de uranio 235, fácilmente fisionable. Una excepción son las minas de Oklo, en el país centroafricano de Gabón, en donde en 1972 se encontró uranio natural con un 70% de isótopo U235 y vetas de mineral que generaban reacciones sostenidas espontáneas, así como cantidades significativas de plutonio 239 en estado natural.
    El proceso de separación de los isótopos de uranio es muy complejo, ya que no puede hacerse por vía química, solo mecánicamente. Los norteamericanos del proyecto Manhattan usaron un sistema de confinamiento electromagnético de separación de isótopos, llamado calutrón, que tras dos años de arduos trabajos y un gasto cercano al billón de dólares, solo había producido dos gramos de U235 a finales de 1944.
    Posteriormente, en enero de 1945 los americanos iniciaron otro procedimiento de separación basado en un costoso sistema de filtrado mediante membranas de polvo de níquel comprimido del gas hexafluoruro de Uranio, que, aun siendo más eficaz, apenas permitió tener disponibles dos kilogramos de U235 en Julio de 1945.
    El tercer sistema basado en un sistema súper-centrífugo, inventado por el alemán Von Ardenne para la producción masiva de U235 fue un éxito, pero dicho sistema solo fue conocido por los americanos desde 1958 y usado por los rusos desde 1946, después de la guerra.
    El sistema consiste en una cadena de tubos en cascada de unos 10 a 15 centímetros de diámetro que se hacen girar a una 30.000 revoluciones por segundo. El hexafluoruro de uranio con u235, más ligero que el que contiene u238, permanece en el centro del cilindro, de donde es absorbido e inyectado en un nuevo cilindro centrífugo, y así sucesivamente hasta conseguir una pureza de u235 del 95%.
    Otro ingeniero austriaco llamado Gernot Zippe que colaboro con Von Ardenne y que fue capturado también por los rusos, consiguió emigrar a los estados unidos en 1958, atribuyéndose la invención del sistema centrífugo y patentándolo en occidente en 1960, en donde se conoce como Método Zippe de enriquecimiento de Uranio. Desde 1960 hasta 1985 el sistema centrífugo fue usado también en Estados Unidos. Es diez veces más eficaz y de mucho menor consumo eléctrico que el sistema de filtrado americano. Aun hoy los rusos siguen usando el sistema centrífugo, y de hecho son los mayores productores del mundo de U235. El sistema de enriquecimiento mediante cascada de súper-centrifugadoras es usado además en Holanda, Corea del Norte, China, Irán, Irak e Israel.
    Como resultado de lo anterior, y ante la imposibilidad del proyecto americano de realizar una bomba de uranio 235, enfocaron todos sus esfuerzos en la fabricación de una bomba de plutonio 239, elemento artificial también fisionable apto para la fabricación de bombas. En 1942 el físico italiano del proyecto Manhattan, Enrico Fermi, consiguió poner en funcionamiento sostenido un reactor nuclear que permitía la fabricación de plutonio Pu239, mediante la radiación intensiva del uranio 238. A pesar de todo, los Estados Unidos solo disponían de 6 kilogramos de plutonio a mediados de Julio de 1945.

Una prueba antes de la ofensiva de Kursk.

    En las vísperas de la batalla de Kursk, un teletipo por valija diplomática fue enviado a todas las embajadas alemanas en Europa. En dicho comunicado se informaba de que había sido realizada con éxito la prueba de una bomba nueva, de poco tamaño y formidable potencia.
    Se trataba de una bomba mixta de explosivo convencional y una pequeña cantidad de material fisionable que habría hecho las veces de fulminante de alto poder sobre la carga de explosivo convencional. Pero los alemanes ya tenían una prueba de la eficacia de sus métodos en el manejo de material nuclear. Y lo que es más importante: ya en 1943 los alemanes hicieron acertadas estimaciones de la potencia de una bomba atómica de uranio.
    De 1943 son los detallados planes nazis de ataque nuclear contra Nueva York ideados por la OKL, la oficina de la Luftwaffe de Hermann Goering, en donde se especificaban exactamente los valores en kilocalorías por kilómetro cúbico del efecto de una explosión nuclear en Manhattan, y que coincidían por completo con la cantidad de kilotones de la bomba que seria usada el 6 de agosto de 1945 sobre Hiroshima.

 

“Zielvorschlag New York” (Objetivo Nueva York).

    En 1987 se publicó una obra que hoy es ya un clásico: “Waffen und Geheimwaffen des deutschen Heeres. 1933-1945.”
    El autor es el historiador Fritz Hahn que pertenece sin la más mínima duda al campo de la historiografía más académica y oficial.
    En la página 168 del tomo II se encuentra reproducido el siguiente documento:

    Nos encontramos pues, ante un documento perfectamente conocido y aceptado como auténtico, por la más rigurosa historiografía oficial.
    Este plano se realizó en Alemania en 1944 y se le relaciona en todo momento con los proyectos que surgieron aquel año para bombardear Nueva York con cohete como el A-9/A-10 o con aviones espaciales como los concebidos por Eugen Sänger. Según los historiadores oficiales, estos ingenios habrían transportado cargas explosivas convencionales de una o dos toneladas.
    Pero para lanzar esas dos toneladas sobre América se requería un costoso cohete de 100 toneladas de peso. Un arma tan antieconómica sólo podría haberse usado a muy pequeña escala y con un impacto más psicológico que militar. He aquí el motivo de que todos estos proyectos fuesen cancelados, concluyen los historiadores ortodoxos.
    Pero si se fijan con atención en el documento, verán que éste nos cuenta una historia MUY DIFERENTE.
    Como se puede ver nos encontramos ante un mapa que indica la densidad de distribución calorífica (en kilocalorías por kilómetro cuadrado) que generaría cierto bombardeo de la ciudad de Nueva York.

Se indica:

  • La zona circular de daño máximo, que llega hasta los 1,35 km de distancia del centro de impacto.
  • La zona de daño secundario que alcanza hasta un radio de 4,35 km del centro teórico de impacto.
  • Un círculo punteado de 2 km de radio, que indica la zona de dispersión probable del impacto, es decir, la zona alrededor del centro teórico de impacto donde el misil caerá probablemente de modo efectivo.

    Lo importante es fijarse ahora en las cifras indicadas. La densidad de cobertura calorífica media en la zona de daño máximo es de 1,4 por 10E8 kcal/kmE2 y en la zona de daño secundario de 7 x 10E6 kcal/kmE2.
    Es decir, que en un círculo de 1,35 km se depositarían 140.000.000 kcal por cada kilómetro cuadrado; o lo que es lo mismo 140.000.000.000 calorías por kilómetro cuadrado (140 mil millones).

Con ayuda del gráfico es fácil calcular la energía calorífica total que se habría depositado:

Zona de daño máximo 7,435 x 10E8 kcal.
Zona de daño secundario 3,695 x 10E8 kcal.
Energía calorífica total depositada 11,130 x 10E8 kcal.

    En una explosión nuclear típica, aproximadamente entre el 6 y el 8% de la energía desprendida se irradia sobre las superficies adyacentes. Sabido esto y conociendo la equivalencia en calorías de un kilotón (un kilotón o kt equivale a la fuerza explosiva de 1.000 toneladas de TNT, que equivalen a su vez aproximadamente a 1,12 x 10E12 colorías) es fácil estimar la potencia de la bomba que habría generado la onda de choque térmica del mapa.

Los valores que se obtienen están entre los 14 y los 18,8 kt.

Algunas consideraciones:

a) Es por supuesto completamente imposible producir los estragos que muestra el plano usando cohetes con cabezas convencionales de una o dos toneladas, a no ser que se usen muchos miles simultáneamente.

b) Toda explosión atómica produce tres efectos principales: onda de choque, efecto térmico y radiaciones. Pero es el calor el que causa el 60% de las muertes en toda explosión mayor de 10 kt.
Este es el motivo por el que los científicos alemanes se limitaron a indicar el alcance letal de los efectos térmicos. En la zona de daño máximo se depositan 14 calorías por centímetro cuadrado (14 cal/cmE2). Dado que con 10 cal/cmE2 ya se producen quemaduras mortales de tercer grado, se comprende que lo que el mapa nos indica es el área en el que la tasa de mortalidad habría sido prácticamente del 100% (toda la parte central y sur de la isla de Manhattan).

c) Los parámetros de este artefacto se parecen a los de la bomba de Hiroshima de modo “asombroso”:

  • La mayoría de autores estiman la potencia de Little Boy entre 15 y 20 kt.
  • En Hiroshima se depositaron 10 cal/cmE2 hasta un radio de 1,6 km (Encyclopedia of Sciencie & Technology. Volumen 12, página 130. Editorial Mc Graw Hill).

    Haciendo una breve extrapolación lineal vemos que este artefacto habría liberado unos 11 cal/cmE2 en ese mismo radio.

d) En definitiva podemos ver que los autores del documento que nos ocupa tenían un conocimiento preciso de los efectos del artefacto que habían planeado lanzar.
Pero la bomba atómica era un arma completamente nueva y revolucionaria cuyos efectos exactos no se podían prever con tanta precisión.

Hitler tranquiliza a Mussolini.

    En Abril de 1944 tuvo lugar una importante reunión en el castillo de Klessheim de Salzburgo, a la que asistieron Benito Mussolini, Adolf Hitler, el mariscal Rodolfo Graziani, Von Ribbentrop, Keitel, Dollman y el embajador de Alemania en Italia, Rhan.
    Con objeto de tranquilizar a su aliado, Hitler le transmitió una información extraordinaria, corroborada por varios testigos en declaraciones hechas tras la guerra.
    Hitler dijo: “…tenemos aeroplanos a reacción, tenemos submarinos no interceptables, artillería y carros colosales, sistemas de visión nocturna, cohetes de potencia excepcional y una bomba cuyo efecto asombrara al mundo. Todo esto se acumula en nuestros talleres subterráneos con rapidez sorprendente. El enemigo lo sabe, nos golpea, nos destruye, pero a su destrucción responderemos con el huracán y sin necesidad de recurrir a la guerra bacteriológica para la cual nos encontramos igualmente a punto. No hay una sola de mis palabras que no tenga el sufragio de la verdad. ¡Veréis!..“.

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

 

 

 

 

COSTES Y CONSECUENCIA DE LA GUERRA

 

CONFLICTO

COSTES Y CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

Con la capitulación japonesa, el mundo inició una nueva etapa a la que llegaba con un espectacular cambio de panorama respecto a la situación de 1939. En 1945, el mundo tenía abiertas graves heridas, la posición de cada uno de los principales componentes de la comunidad internacional era distinta y ésta pretendía organizarse de acuerdo con reglas nuevas.

    

La cifra de muertos como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial no puede determinarse de forma absolutamente precisa pero es muy posible que llegase a alcanzar los 60 millones de personas, al menos cuatro veces más que el número de muertos producidos durante el conflicto de 1914-1918. Como es lógico, este balance debe ponerse en relación con la potencia destructiva de las armas y el carácter de guerra total que tuvo desde el mismo momento de su iniciación o en un momento inmediatamente posterior.

    

Si se examinan esas cifras contabilizándolas por naciones, el resultado puede parecer algo sorprendente porque alguno de los vencedores cuenta entre quienes más padecieron en el conflicto. La cifra de ciudadanos de la URSS muertos como consecuencia de la guerra se eleva a 20 millones de personas (y quizá incluso un 25% más) de los que tan sólo un tercio serían militares. Porcentualmente, esa cifra supondría al menos el 10% del total de los habitantes de la URSS, pero en el caso de Polonia los seis millones de muertos representan todavía una cifra muy superior, el 15%. En esos porcentajes se incluye la población judía de ambos países. El tercer lugar en el grado de sufrimiento producido por la guerra corresponde a Yugoslavia, cuyo número de muertos (de un millón y medio a dos) derivó de la existencia de una guerra civil en la que el componente étnico jugó un papel primordial.

    

Estos tres países pueden ser considerados entre aquellos que resultaron vencedores en la guerra. Los demás que se alinearon en ese mismo bando tuvieron un número mucho más reducido de muertos. Francia, ocupada en su totalidad por los alemanes, experimentó 600.000 muertos, mientras que Gran Bretaña sufrió 500.000 pérdidas. La gran diferencia respecto a los padecimientos de la Primera Guerra Mundial de estos dos países radica en el número de muertos civiles. Gran Bretaña, que no los tuvo en 1914-1918, ahora, en cambio, padeció unos 60.000 como consecuencia de los bombardeos. Del conjunto de los aliados, los Estados Unidos resultaron ser los mejores parados, con 300.000 muertos, todos ellos militares.

    

De los países vencidos en la contienda, el mayor número de muertos le correspondió a Alemania, con algo menos de cinco millones. El peso del Ejército en este número de bajas se aprecia en el hecho de que existió durante mucho tiempo un mayor número de mujeres que hombres en Alemania (todavía en 1960 existían 126 mujeres por cada 100 hombres). Dos millones de japoneses murieron como consecuencia de la guerra, una cifra inferior también en términos porcentuales. La población civil japonesa tan sólo padeció la guerra en los meses finales de la misma.

    

Las muertes producidas por la guerra constituyen tan sólo una parte de sus consecuencias. Como resultado de la misma hubo, principalmente en Europa, 30 millones de desplazados, un tercio de los cuales fueron alemanes que sufrieron de forma directa las consecuencias de la doctrina que les había llevado a lanzarse a una nueva expansión hacia el Este. Quienes habían expulsado a la población autóctona (por ejemplo, en los Sudetes checos) se vieron, a su vez, obligados a emigrar ahora. También una cifra elevada de japoneses pasó por idéntica experiencia. Ambos países descubrieron en la posguerra que podían lograr un lugar mucho más confortable en el mundo de la posguerra renunciando a la expansión territorial e intentando un desarrollo económico que resultaría espectacular en ambos casos.

    

Sin embargo, por el momento la situación en que se encontraron esos dos países no tenía nada de reconfortante porque la destrucción padecida fue muy superior a la que sufrieron los beligerantes durante la Primera Guerra Mundial. En Alemania, el nivel de producción industrial se retrotrajo a las cifras de 1860, mientras que en el Ruhr, la zona más castigada, quedó limitada al 12% de las cifras de la etapa prebélica. Japón sólo se vio afectado de manera decisiva por la guerra en su fase final pero la producción se redujo en un tercio. La Flota mercante quedó reducida a una dieciseisava parte del tonelaje de 1941. Un 40% de la superficie urbana quedó destruida, como consecuencia de los bombardeos norteamericanos, especialmente destructivos cuando las bombas se empleaban ante una frágil arquitectura como la existente en el archipiélago.

    

Pero las consecuencias de la guerra no fueron crueles solamente para los vencidos, sino también para los vencedores y ello en los más diversos terrenos. Francia, primero derrotada y luego vencedora, pudo considerar arruinadas aquellas instituciones que durante muchos años no sólo ella sino la totalidad del mundo había podido considerar como la ejemplificación señera de la libertad política. Al concluir la guerra, había muerto la Tercera República, cuyas instituciones necesitaban transfigurarse por completo para adaptarse a la realidad de un mundo nuevo. Gran Bretaña había sido quien, con su decisión durante el verano de 1940, consiguió detener el avance nazi en el momento mismo en que todo el mundo la consideraba derrotada. Nunca, sin embargo, recuperaría ni tan siquiera la sombra de su poder de otros tiempos. En los instantes finales de la guerra estaba en la ruina: su deuda equivalía al triple de la renta nacional anual y por vez primera en mucho tiempo carecía de partidas invisibles con las que compensar una balanza comercial deficitaria porque las había liquidado en los años precedentes. Poco tiempo pasaría hasta que se hiciera patente de forma abrumadora la necesidad de considerar inevitable la liquidación del Imperio.

    

Frente a la decadencia de estas dos potencias europeas, dos gigantes estaban destinados a dominar el mundo de la posguerra. Los Estados Unidos no representaban más que un 7% de la superficie del globo, pero producían tanto como el resto en conjunto. Incluso en aquellos sectores en los que con el paso del tiempo se demostraría su debilidad relativa (como el petrolífero) el porcentaje de su producción se acercaba a un tercio de la mundial. De este modo, el mundo posterior a 1945 tenía que ser el de la hegemonía norteamericana. También fue el mundo de la hegemonía soviética, aunque ésta en realidad fue mucho más aparente que real. En efecto, por grandes que fueran los temores a su expansión, lo cierto es que la URSS había padecido mucho más que el resto de los vencedores. Por otro lado, en esta guerra, la Unión Soviética perdió el monopolio de su condición de única potencia revolucionaria del mundo: aunque eso de momento pudo parecer no tan grave. Con el transcurso del tiempo, China (y, en menor grado, Yugoslavia) se convertirían en rivales, más que en colaboradores. La URSS, cuyo protagonismo en la guerra fue decisivo, salió de ella con una convicción en su capacidad de liderazgo e incluso con el convencimiento de que podría llegar a superar a su adversario capitalista. Sólo con el transcurso del tiempo acabaría descubriendo que podía competir en el terreno militar, pero que era incapaz de hacerlo en otros campos a la larga mucho más decisivos, como el económico y el tecnológico.

    Por último, hay que tratar de los cambios territoriales que tuvieron lugar en el mundo como resultado de la guerra. Este conflicto, en efecto, supuso escasas modificaciones de las fronteras, en comparación con los de otros tiempos, aunque tuviera una repercusión mucho más duradera en la configuración global del mundo.

    La última de las reuniones de los grandes líderes mundiales aliados tuvo lugar en Potsdam, durante la segunda quincena de julio de 1945, cuando estaba reciente la derrota de Alemania pero todavía se pensaba que la japonesa podía resultar remota. Estuvo presente Truman, sustituyendo a su predecesor Roosevelt, y, a la mitad de la conferencia, debió retirarse Churchill a quien, por decisión del elector británico, le era negado el poder de moldear el futuro, después de haber tenido tan decisivo protagonismo durante toda la contienda. Ya se ha mencionado la relevancia de esta reunión en lo que respecta a la intervención soviética contra Japón y al descubrimiento de la bomba atómica por los norteamericanos, que Stalin conocía ya. Pero Potsdam supuso también una solución a la cuestión decisiva para la posguerra, la de Alemania, que, sujeta a un tratado de paz posterior, quedó contenida en una fórmula definitiva. En efecto, se acordó hacer retroceder su frontera oriental hasta la línea marcada por los ríos Oder y Neisse y se toleró en la práctica que los soviéticos empezaran a aplicar, por su cuenta y riesgo, un plan de reparaciones sobre la parte que le había correspondido.

    

Lo primero supuso una emigración masiva hacia Occidente de millones de alemanes y ello, a su vez, trajo como consecuencia que se abandonara cualquier veleidad de convertir a Alemania en un país exclusivamente rural. El mantenimiento de la industria resultaba imprescindible para la subsistencia de la población, por mucho que la solución citada pudiese resultar tentadora. Por otro lado, los soviéticos se apoderaron de las fábricas de su zona de ocupación en el Este de Alemania y, en muchos casos, las trasladaron a su propio país. La ausencia de sintonía entre las potencias democráticas y los soviéticos hizo imposible un acuerdo definitivo en éste y otros muchos puntos, por lo que los acuerdos sólo pudieron ser parciales, provisionales o incompletos. Se previó la existencia de una conferencia de ministros de Asuntos Exteriores, que se reunió en Moscú en 1945 y en Nueva York en 1946. En la capital francesa se suscribieron los tratados de paz relativos al Este de Europa e Italia, mientras que hubo que esperar hasta 1951 para que en San Francisco se firmaran los relativos al Japón, momento en que ya no estuvieron presentes los nuevos países comunistas.

    

Los cambios territoriales en la Europa Oriental resultaron relativamente modestos, aunque ratificaron e incrementaron las ventajas que la Unión Soviética había logrado por los acuerdos con Hitler de 1939. Basta decir que la URSS obtuvo el Norte de la Prusia Oriental (que le proporcionaba una salida al Báltico), la Carelia finlandesa, la zona de Petsamo (que le aportaba una frontera con Noruega) y una base temporal (Porkkala) en territorio finés. Además, los soviéticos se anexaron Rutenia, el extremo oriental de Checoslovaquia. En cuanto a Italia, perdió sus colonias, que se independizaron (Libia, Somalia) o fueron incorporadas a otros países: Eritrea, a Abisinia; las islas del Dodecaneso, a Grecia.

    En el resto del mundo, los cambios fueron también, en apariencia, pequeños. En el Medio Oriente, por ejemplo, Líbano y Siria lograron su independencia, mientras que la llegada de oleadas de inmigrantes judíos askenazis, procedentes de Europa del Este, tuvo como consecuencia que el Estado de Israel tuviera una condición mucho más beligerante que antes respecto a la población palestina. Lo decisivo, de todos los modos, fue el impulso inicial dado a la descolonización, movimiento un tanto contradictorio por el momento, pues a las promesas de japoneses y norteamericanos de independencia para las colonias se sumó, en esta circunstancia, la victoria de las potencias colonizadoras. De ahí que, por ejemplo, Filipinas consiguiera la independencia y que, por el contrario, los norteamericanos, después de haber apoyado la de Indochina, acabaran por apoyar el mantenimiento de la presencia francesa en aquellas tierras. Japón volvió a sus fronteras de mediados del siglo XIX, cediendo Formosa, Corea, Manchuria y las islas del Pacífico. Pero, mucho más importantes que estas nuevas fronteras territoriales, fueron las consecuencias de la división ideológica del mundo en dos partes enfrentadas.

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

 

 

 

REPÚBLICA DE WEIMAR

 

Deutsches Reich
Imperio alemán
Weimar Republik
República de Weimar
 Flag of the German Empire.svg 1919–1933 Flag of the NSDAP (1920–1945).svg 
Bandera Escudo
Bandera Escudo

ARTÍCULO 48 (CONSTITUCIÓN DE WEIMAR)

FUENTE: http://es.wikipedia.org

El artículo 48 de la Constitución de la República de Weimar (1919-1933) permitía alPresidente del Reich, bajo ciertas circunstancias, tomar «medidas de emergencia» (incluyendo la promulgación de decretos legislativos)1 sin previo consentimiento delReichstag (parlamento alemán).2 La legislación promulgada bajo este artículo de laconstitución era denominada como Notverordnung (decreto de emergencia). El artículo 48 fue usado por el presidente Paul von Hindenburg en 1930 para ocuparse de la crisis económica de la época. En 1933, nombró a Adolf Hitler canciller, tras lo cual se estableció una dictadura. Este fue el fin de la República de Weimar y el inicio del Tercer Reich.

 

Orígenes y funcionamiento

Es probable que los redactores de la Constitución de Weimar esperaran que el artículo 48 fuera usado para «emergencias» o en caso que el Presidente temiera un levantamiento similar a la revuelta civil que azotó Alemania entre 1918 y 1919. No obstante, el texto del artículo no definía con precisión el tipo de emergencia que justificaría su uso y el primer presidente de la República, el socialdemócrata Friedrich Ebert utilizó con frecuencia el artículo 48 en lugar de acudir a la acción parlamentaria.3 Cuando la situación económica alemana comenzó a deteriorarse tras el estallido de la Gran Depresión a inicios de los años 1930, los sucesivos gobiernos encontraron imposible alcanzar una mayoría parlamentaria que les permitiera aprobar cualquier política, sin importar si era propuesta por la izquierda, derecha o el centro.

Durante la primavera y verano de 1930, el canciller Heinrich Brüning halló un gobierno incapaz de obtener una mayoría parlamentaria para aprobar su reforma financiera, la cual fue desestimada en una votación del Reichstag; sin embargo, el gobierno no intentó negociar seriamente con el parlamento para encontrar un modus vivendi. En su lugar, Brüning pidió al presidente Paul von Hindenburg que invocara el artículo 48 para promulgar la reforma como un decreto de emergencia y, con ello, otorgar al gobierno de Brüning la autoridad para actuar sin consentimiento del Reichstag.4 Cuando von Hindenburg utilizó su autoridad y emitió el decreto, el Reichstag lo rechazó por una pequeña mayoría5 el 18 de julio de 1930. Bajo el artículo 48, este voto por una mayoría simple del Reichstag invalidaba el decreto presidencial. Frente a una crisis del poder legislativo cuando la situación económica demandaba acción, Brüning pidió a von Hindenburg que disolviera el parlamento y llamara a nuevas elecciones. El Reichstag fue disuelto y se programaron nuevas elecciones para el 14 de septiembre de 1930.

La elección produjo una mayor representación en el Reichstag por parte de los Partido Comunista de Alemania y de los nazis, a expensas de los partidos políticos moderados de clase media.6 Formar una mayoría parlamentaria se hizo cada vez más difícil para Brünning y su gobierno se desempeñó repetidamente invocando el artículo 48 entre 1930 y 1932. Los gobiernos posteriores de los cancilleres Franz von Papen y Kurt von Schleicher durante el tumultuoso año 1932 obtuvieron el mismo decreto del presidente von Hinderburg sobre la base del artículo 48, cuando hallaron a su vez que era imposible conseguir una mayoría parlamentaria cuando los partidos extremistas de izquierda y derecha ganaban poder.

El uso excesivo de los decretos de emergencia y el hecho que los sucesivos gobiernos ya no fueran responsables ante el Reichstag probablemente cumplieron un rol importante en la pérdida de confianza del público en la democracia constitución y, a su vez, llevó al ascenso de los partidos extremistas. Así, la invocación del artículo 48 por parte de diversos gobiernos contribuyó a sellar el destino de la República de Weimar.

TEXTO DEL ARTÍCULO

En el caso de un estado7 que no cumpla con los deberes que le haya impuesto el Reich, la Constitución o las leyes del Reich, el presidente del Reich podrá hacer uso de las fuerzas armadas para compelerlo a hacerlo.

Si la seguridad y el orden público al interior del Reich son severamente dañados o están en peligro, el presidente del Reich podrá tomar las medidas necesarias que lleven a restablecer el orden, interviniendo con la asistencia de las fuerzas armadas, de ser necesario. Para este propósito, podrá suspende temporalmente, totalmente o en parte, los derechos fundamentales proveídos en los artículos 114, 115, 117, 118, 123, 124 y 153.

El presidente del Reich debe informar al Reichstag sin demora sobre todas las medidas tomadas de acuerdo a los párrafos 1 y 2 de este artículo. Estas medidas pueden ser revocadas a petición del Reichstag.

Si el peligro es inminente, el Gobierno del Estado puede tomar medidas temporales para su propio territorio, como lo provee el párrafo 2. Estas medidas pueden ser revocadas a petición del Reichstag.

Los detalles serán determinados por una ley del Reich.

Paul von Hindenburg

Paul Ludwig Hans Anton von Beneckendorff und von Hindenburg (PosenReino de Prusia (actualmente PoznańPolonia); 2 de octubre de 1847 – Neudeck2 de agosto de 1934) fue un mariscal de campo del Imperio alemán y segundo presidente de la República de Weimar.

Inicios

Paul von Hindenburg nació en Posen. Su padre, Robert von Beneckendorff von Hindenburg (1816-1902), era militar desde 1832 y en ese momento teniente del 18.º Regimiento de Infantería en Posen. Procedía de una aristocrática familia de terratenientes en Prusia durante varias generaciones. Sus abuelos paternos fueron Otto Ludwig von Beneckendorff von Hindenburg (1778-1855) y Eleonore von Brederlow, por lo que es descendiente ilegítimo del Conde Enrique VI de Waldeck. En cuanto a su madre, Luisa Guillermina Schwickart (1807-1893) fue una pintora. Karl Ludwig Schwickart, el abuelo materno de Paul von Hindenburg, fue un médico-coronel del ejército prusiano.

Después de un breve paso por un instituto de enseñanza secundaria, Hindenburg estudió de 1859 a 1866 en la Escuela de Cadetes de Wahlstatt, en la comarca deLiegnitz y más tarde en Berlín. En 1866 participó como teniente en la guerra de las Siete Semanas y en la guerra franco-prusiana de 1870-1871. En 1903 fue ascendido aGeneral en jefe.

El fin de la República (1933)

Aunque desde 1930 el Canciller de Alemania había gobernado sin la aprobación del Parlamento, acabando con la democracia parlamentaria, el Parlamento alemán continuaba existiendo como pilar fundamental de la República. Sin embargo, en marzo de 1933, a las pocas semanas de haber subido al poder, el Canciller Hitler logró obtener todos los poderes del Parlamento, que desde entonces se convirtió en una caja de resonancia del Ejecutivo, carente de voluntad propia.

Última campaña electoral

 

El primer gabinete de Hitler. Sentados (de izquierda a derecha): Hermann GöringAdolf Hitler y Franz von Papen. De pie (de izquierda a derecha): Franz Seldte, Dr. Günther GerekeLutz Graf Schwerin von KrosigkWilhelm Frick,Werner von Blomberg y Alfred HugenbergPaul von Eltz-Rübenach y Konstantin von Neurath no son visualizados en la foto.

Aunque Hitler había sido nombrado Canciller, su posición estaba lejos de ser segura. Al no contar con mayoría parlamentaria, necesitaba el apoyo del Presidente Hindenburg para aprobar todos sus decretos y leyes. Esto significaba que debía contar con elementos conservadores y nacionalistas en su gabinete “revolucionario”, para complacer al Mariscal Hindenburg y a su hombre de confianza, Papen. En efecto, en este gabinete de once miembros, solamente tres eran nazis, el resto eran aliados de Papen o Hugenberg.87Para complicar aún más su precaria situación política, elementos del Ejército y los sectores conservadores aún miraban con recelo al movimientonacionalsocialista, específicamente a los elementos izquierdistas agrupados alrededor de Ernst Röhm, líder de las violentas camisas pardas. Finalmente, los gobiernos regionales todavía eran una fuerza importante, y Baviera se estaba convirtiendo en una zona de resistencia socialdemócrata, ya que su gobierno recelaba de los nazis.88

Sin embargo, Hitler decidió encargarse primero del Parlamento; si no conseguía la mayoría parlamentaria rápidamente, el anciano Presidente podría retirarle su confianza, dejándolo imposibilitado para gobernar. En su primera reunión de gabinete, celebrada el día en que asumió el cargo, se discutió este problema. Los nacionalsocialistas y los nacionalistas de Hugenbergsolamente contaban con 247 asientos en el Parlamento, 46 asientos por debajo de la mayoría necesaria para gobernar. Aunque podrían intentar atraer a los centristas de Kaas, con la que contarían con mayoría para gobernar; Hitler se vería imposibilitado de realizar las profundas reformas necesarias para llevar a cabo su revolución nacionalsocialista, ya que le haría falta el apoyo de dos tercios del Parlamento, unos 389 asientos. Como los elementos no nazis en el gabinete de Hitler no estaban interesados en conseguir una mayoría de este tipo, Hitler se encargó de sabotear las negociaciones con el líder centrista, Monseñor Ludwig Kaas, e hizo creer a su gabinete que no era posible conseguir un acuerdo con el Centro.89 Hitler solicitó entonces a Hindenburg la realización de nuevas elecciones parlamentarias. Para calmar a Papen y Hugenberg, Hitler les aseguró que sin importar el resultado de estas elecciones, sus hombres en el gabinete no sería destituidos.89

Las nuevas elecciones fueron fijadas para el 5 de marzo. El nacionalsocialista Joseph Goebbels se mostró optimista sobre las mismas, escribiendo en su diario:

Ahora será fácil llevar la campaña, porque podemos usar todos los recursos del Estado.90

 

El Presidente Paul von Hindenburg y el Canciller Adolf Hitler en 1933.

Por si esto no fuera suficiente, el 20 de febrero se organizó una reunión de importantes hombres de negocios en el palacio presidencial de Hermann Göring a la que asistió Hitler y el Dr. Hjalmar Schacht. Entre los nuevos empresarios simpatizantes del nazismo, destacaba Gustav Krupp, quien hasta hace un mes había sido opositor a Hitler.91 Después de que Hitler prometiera acabar con el marxismo y rearmar el Ejército, Göring prometió que estas serían las últimas elecciones por los próximos diez años o incluso por los próximos cien años.91

Sin embargo, en una sociedad tan dividida políticamente como la alemana de 1933, una poderosa campaña electoral no era suficiente para conseguir la mayoría apetecida por Hitler. Gracias a los diarios de Goebbels se conoce que los nazis estaban esperando una insurrección comunista en los primeros días de gobierno, que utilizarían como justificación para suprimir violentamente a este movimiento.91 Para catalizar este levantamiento, los nazis empezaron a perseguir a los comunistas y a los socialdemócratas. Las manifestaciones de estos partidos fueron prohibidas, y su prensa fue suspendida continuamente. Las “camisas pardas” fueran las encargas de ejercer el hostigamiento sobre estos grupos, que pronto se extendió a los centristas. En total, 51 opositores a los nacionalsocialistas murieron en la campaña electoral, aunque, por otro lado, los nazis contabilizaron 18 víctimas mortales en sus filas.92 Haciendo uso de su cargo de Ministro del Interior de Prusia, Göring creó una policía paralela de 50 mil hombres, compuesta exclusivamente de miembros de las camisas pardas, las SS y los “cascos de acero“, todas estas organizaciones paramilitares nacionalistas.93 Además, amenazó a los policías que rehusaran utilizar sus armas contra las concentraciones opositoras.94

Sin embargo, a pesar de todas estas provocaciones, la intentona golpista de la disidencia no se producía. No obstante, la oposición seguía tan dividida como antes. Cuando los socialdemócratas preguntaron a los comunistas si podían unirse antes de que el desastre fuera total, Ernst Torgler respondió que primero era necesario que los nazis tomaran todo el poder, para que luego pudiese ocurrir la “revolución del proletariado”, que estimaba ocurriría “cuatro semanas” después.95 Impacientes, los nazis decidieron entonces inventar pruebas de que se estaba montando una conspiración opositora en su contra.93 El 24 de febrero, la policía paralela de Göring allanó los cuarteles generales del Partido Comunista de Alemania, que habían sido abandonados cuando Hitler subió al poder.96 Esto no impidió que Göring anunciase que había descubierto documentos que probaban que estaba en marcha un plan conspirativo contra el gobierno.96 Este anuncio fue recibido con escepticismo por el público alemán, incluso entre los sectores conservadores afines al gobierno.93

La destrucción del Reichstag

Artículos principales: Incendio del Reichstag y Ley habilitante de 1933.

En la noche del 27 de febrero de 1933, el edificio del Reichstag se incendió. Varios miembros del alto gobierno se presentaron en el lugar rápidamente, siendo Göring uno de los primeros en llegar. De inmediato, empezó a acusar a los comunistas de estar detrás de este acto.97 La captura cerca del edificio de Marinus van der Lubbe, un comunista neerlandés que días antes había amenazado con causar el incendio, pareció confirmar las acusaciones de Göring. Éste aseguró contar con evidencias que implicaban a los comunistas, las cuales nunca fueron presentadas,98 y además proclamó:

Todo oficial comunista debe ser ejecutado donde aparezca.97

Aunque no se conocen todos los detalles sobre cómo se originó el incendio, existen muchos testimonios obtenidos después de la guerra que apuntan a Göring como el responsable.97 Según Rudolf Diels, jefe de la Gestapo, Göring le había ordenado, antes del incendio, que preparase una lista de personas que debían ser arrestadas una vez que el mismo ocurriese.99 Aunque en el juicio de van der Lubbe se determinó que no había contado con suficientes elementos para iniciar un incendio tan rápido y en puntos tan dispersos,99 esto no impidió que fuese encontrado culpable y decapitado. Además, Torgler y otros tres prominentes comunistas búlgaros fueron arrestados o se entregaron a las autoridades luego de que Göring los acusara públicamente de estar involucrados en el incendio. Aunque estos cuatro fueron declarados inocentes, esta sentencia llegó demasiado tarde para influenciar positivamente a los comunistas en las elecciones parlamentarias.100

Al día siguiente del incendio, Hitler solicitó al Presidente Hindenburg la aprobación de un decreto conocido como el Decreto del Incendio del Reichstag. Con esta arma legal, el Canciller alemán podía abolir la libertad de prensa, el derecho a la libre expresión, el derecho a la privacidad de las comunicaciones y el respeto a la propiedad privada. Además, el gobierno central podía usurpar funciones de los gobiernos regionales si lo consideraba necesario.100 Como era predecible, los comunistas y socialdemócratas se encontraron con que bajo este decreto les era imposible finalizar la campaña electoral.101 Ese mismo día, el gobierno prusiano declaró haber encontrado documentos que comprobaban que los comunistas pensaban realizar una insurrección civil después del incendio. La publicación de los documentos “conspirativos” fue prometida, pero nunca se realizó. Bajo todos estos atropellos el ex-Canciller Brüning clamó al Presidente Hindenburg que intercediese, pero fue en vano.102

Gracias al decreto del incendio del Reichstag, los nazis también pudieron hacer frente al gobierno regional de Baviera, al que acusaron de separatista. Existía algo de verdad en estas acusaciones, ya que los líderes bávaros estaban jugando con la idea de nombrar al príncipe Rodolfo de BavieraJefe de Estado regional.103 El 9 de marzo, las SA empezaron a marchar por Baviera, e izaron la bandera nazi en edificios públicos. Esa misma noche, los nazis usurparon el poder regional, algunas veces empleando la fuerza bruta contra los depuestos ministros.104 El príncipe Rodolfo, que acababa de ser nombrado regente, huyó esa noche a Grecia. El 12 de marzo, Hitler realizó un discurso en Múnich, satisfecho al haber controlado finalmente a uno de los estados más autónomos; Hindenburg aprobó las acciones de su Canciller.105

El 5 de marzo se realizaron las elecciones parlamentarias de 1933. A pesar del enorme ventajismo electoral del Partido Nazi, el líder nazi no logró obtener la mayoría necesaria para gobernar, y tuvo que recurrir a sus aliados nacionalistas para conseguirla. Por otro lado, sus oponentes centristas y socialdemócratas incluso ganaron votos o sufrieron pérdidas pequeñas; solamente los comunistas fueron fuertemente castigados al perder un millón de votos.102 Con estos resultados, los dos tercios necesarios para modificar la constitución seguían eludiendo a los nazis.

En una reunión de gabinete celebrada el 15 de marzo, se resolvió este problema. Haciendo uso del Decreto del incendio del Reichstag, Hitler alejó a los 81 diputados comunistas de sus cargos, y luego hizo lo mismo con los socialdemócratas que fueron necesarios. De esta manera, con sus 340 diputados nazis y nacionalistas, Hitler se acercó a la mayoría de 2/3. Con esta mayoría en el Parlamento, Hitler intentaría atraer a los centristas y por fin podría forzar a este órgano a suicidarse. En efecto, los nazis presentaron entonces laLey habilitante de 1933, que traspasaba las funciones del Reichstag al Canciller por un período de cuatro años. En el último momento, Hugenberg intentó convencer a Hindenburg que el Presidente fuese incluido en la habilitante, con el objetivo de limitar el poder de Hitler, pero el Secretario del Presidente, Otto Meissner, frustró sus intentos.106 No contentos con contar con el apoyo del hijo y el secretario de Hindenburg, Hitler y Goebbels planearon vincular el gobierno nazi con la presidencia del respetado Mariscal. Para lograr esto, organizaron una ceremonia de apertura del Reichstag en el Iglesia de la guarnición en Potsdam, símbolo de la monarquía prusiana, a la que asistieron importantes oficiales de alto rango de la Primera Guerra Mundial. Hindenburg, evidentemente conmovido, dio un discurso favorable al gobierno nazi, que Goebbels explotó a su favor.107

 

Hitler promueve la ley habilitante en el Reichstag, el 23 de marzo de 1933.

El 23 de marzo de 1933, en la Ópera de Kroll, nueva sede del Reichstag, se presentó la Ley habilitante de 1933. Aunque la ley inutilizaba al Reichstag, no tocaba los poderes del Presidente. En la histórica ocasión, Hitler realizó un discurso moderado, asegurando que la ley sería utilizada en limitados casos. Sin embargo, Otto Wels, el líder socialdemócrata, le respondió:

Nosotros … nos comprometemos en esta hora histórica a los principios dehumanidad y justicia, de libertad y socialismo. Ninguna ley habilitante puede darte el poder de destruir ideas que son eternas e indestructibles.108

Sin embargo, todo el Reichstag, excepto los 84 socialdemócratas, votaron a favor de la ley. Los centristas habían sido atraídos por Hitler, luego de que les prometiera que el Presidente podría vetar todas las leyes del Canciller.108

Desde entonces, la República de Weimar dejó de existir, ya que con la ley habilitante Hitler obtuvo una base legal para su dictadura.108 Aunque el Reichstag siguió operando hasta la caída de la Alemania Nazi, solamente fue un órgano simbólico, carente de poder real.108 Todavía quedaban otros poderes independientes en Alemania: el Presidente, el Ejército, los gobiernos regionales, los sindicatos, etc.; pero en los meses siguientes los nazis los irían controlando uno por uno, consolidando la dictadura de Hitler.

Fränzi ante una silla tallada (1910), de Ernst Ludwig KirchnerMuseo Thyssen-Bornemisza,Madrid.

Arte y cultura durante la república de Weimar

En lo cultural, la época de la República de Weimar fue una de las más creativas y propensas a la innovación cultural de la historia alemana. Los primeros años estuvieron marcados por el expresionismo tardío tanto en la pintura como en la literatura, mientras que en los lustros siguientes alcanzó preponderancia la nueva objetividad y más tarde, durante la Gran Depresión, el realismo con crítica social. También fueron los años del dadaísmo alemán, sobre todo en Berlín y Colonia. Escribieron en esta época autores como Bertolt BrechtAlfred DöblinLion FeuchtwangerErich KästnerThomas y Heinrich MannCarl von OssietzkyErich Maria RemarqueKurt TucholskyFranz WerfelArnold Zweig y Stefan Zweig.

El cine pasó a ser un medio de masas. Películas como El gabinete del Doctor CaligariNosferatu y Metrópolis aportaron nuevas formas de hacer cine. Heinrich Eduard Jacob describió con un punto de vista incisivo el fascismo italiano y sus repercusiones de la cinematografía afín, que poco después tendrían grandes repercusiones también en Alemania, en la novela Blut und Zelluloid (Sangre y Celuloide, 1929).

La Bauhaus, fundada por Walter Gropius fue uno de los estilos arquitectónicos principales del siglo XX. Uno de los artistas más importantes fue George Grosz, que con sus ácidas representaciones de la burguesía, la justicia y el estamento militar denunció los problemas sociales de la República.

 

 

 

JUEGOS OLÍMPICOS,EXPONE UN ERROR,QUE LIDIAR CON SU HISTORIA

 

UNA EXPOSICIÓN LOS JUEGOS OLÍMPICOS SE PRODUCE UN ERROR

QUE LIDIAR CON LA HISTORIA DE LOS JUEGOS COMPLICATED.

http://olympics.time.com/2012/08/03/an-olympics-exhibit-fails-to-grapple-with-the-games-complicated-history/

El Museo Olímpico traído una exposición de la historia de varios medios

de comunicación a Londres. ¿Por qué se queda corto.

Por SEAN GREGORY / LONDRES | 03 de agosto 2012

Estadounidense Sprint estrellas Jesse Owens se muestra en acción durante uno de los calores de la carrera de 200 metros 14 de agosto 1936 en Berlín.

Parte de una exposición que se muestra en Londres ’s Royal Opera House durante los Juegos Olímpicos – llamado “El Viaje Olímpico: La historia de los Juegos” – se dedica a EE.UU. vía la leyenda de Jesse Owens. Por una buena razón: Owens es uno de los atletas más importantes de todos los tiempos. El Adi Dassler – ahora conocido como Adidas – calzado Owens llevaba durante su medalla de oro que gana el salto de longitud en los Juegos de Berlín ’36 está en exhibición.Algunos detalles de video como Owens forjaron una amistad con su salto de longitud rival durante los Juegos Olímpicos, Luz de Alemania a largo.

Todo esto es agradable. Pero, increíblemente, la pantalla no hace mención de la mayor hazaña de Owens: pegándolo a Hitler. El dictador vieron los Juegos Olímpicos de 1936 como un escenario global para promover la nazi y la superioridad aria. Un afro-americano, como Owens, Hitler pensaba, pertenecía a una raza inferior. Sin embargo, Owens ganó cuatro medallas de oro en suelo alemán, lo que demuestra Hitler mal. Pocos, si alguno, hazañas deportivas de la historia han tenido las importaciones como de largo alcance.

El “Viaje Olímpico”, una colaboración entre el museo del Comité Olímpico Internacional en Lausana, Suiza, el patrocinador Olímpico de BP y la Royal Opera House, debería ser uno de los eventos culturales de estos Juegos. Los Juegos Olímpicos tienen una historia rica y complicada digno de una evaluación honesta. Sin embargo, el proyecto multimedia es totalmente insatisfactorio, y se dirige a un amplio y frustrante problema: la negativa del llamado “movimiento olímpico” para lidiar con todos los aspectos de su pasado.

Hemos sido testigos de este hábito preocupante en las ceremonias de apertura, cuando el COI rechazó los llamados de grupos de ciudadanos y líderes políticos, entre ellos Barack Obama , para celebrar un momento de silencio para conmemorar el 40 aniversario de los ataques terroristas en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. ”Creemos que la Ceremonia de Apertura es un ambiente que no es apto para recordar ese trágico incidente”, dijo el presidente del COI, Jacques Rogge. Sin embargo, con la mirada del mundo, nunca había habido un momento más apropiado para honrar a las víctimas de una tragedia humana. El ataque de Munich se desarrolló en la Villa Olímpica, y sacudió los Juegos. Al tratar de distorsionar la historia de los Juegos Olímpicos, Rogge y el COI dejaron escapar una oportunidad de educar a una generación más joven.

MÁS INFORMACIÓN: La historia de decisiones de alta: Cómo la gimnasta de EE.UU. Gabrielle Douglas se convirtió en el Olímpico de All-Around Champion )

¿Cómo puede la afirmación de que el Museo Olímpico de la exposición dice que “la historia de los Juegos”, mientras que sin hacer mención de la huella nazi en los Juegos Olímpicos de 1936?El ataque de Munich, que resultó en la muerte de 11 atletas y entrenadores israelíes, es la historia más grande en la historia olímpica. Sin embargo, en esta “historia de los Juegos”, el incidente se ignora. Así son los diversos boicots olímpicos o los escándalos de drogas.

Estas omisiones son una lástima, porque la exposición tiene elementos esclarecedores. Comienza con una sección dedicada a los antiguos Juegos Olímpicos. Un disco de bronce arrojó en la competencia, y un “entrenamiento con pesas” que se parece a un hueso de perro, se mostró.”Para entrar en el estadio Olímpico,” los visitantes a aprender “, tuvo a los atletas a pasar por debajo de los 12 estatuas de Zeus, que todo lo ve mirada desalentaría a hacer trampa.” ¿Dónde estaba Zeus en lugar de bádminton de este año? Otro muro se describe el típico programa de cinco días en los Juegos Antiguos. En el Día 2: “. Banquetes y festejos en general”, eventos ecuestres, pentatlón, y

Una guía le dice al público que es tiempo de aprender acerca de “una puesta en escena más civilizado de los Juegos Olímpicos”, y entramos en una sala dedicada a Pierre de Coubertin, fundador de los Juegos modernos, que se celebró por primera vez en Atenas en 1896. ”Estoy convencido de deporte es uno de los elementos más fuertes de la paz”, dice una voz, supuestamente de Coubertin, por un altoparlante. Cuando la paz se ha roto, sin embargo, este museo no se lo dirá.

Después de Coubertin, se nos trata a más olímpica PR: un resumen año por año del relevo de la antorcha, con imágenes de gente corriendo con la llama. A partir de 1936 hasta el 2008, las imágenes se vean más o menos lo mismo.

La exposición termina con una nota alta: una habitación con vídeos de 20 deportistas olímpicos influyentes, incluyendo a Owens. Ex-Unión Soviética gimnasta Olga Korbut, cuyos tres medallas de oro en la gimnasia en Munich empujó la popularidad de su deporte a nuevos niveles, está hoy aquí, firmando autógrafos cerca de la zona dedicada a ella. También se incluyen India campo de la estrella del hockey Balbir Singh, quien condujo a su país a ganar la medalla de oro en Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, un año después de la independencia de la India del Reino Unido, Australia velocista Cathy Freeman, cuyos 400 metros de oro en Sydney 2000 Juegos Olímpicos de elevado su comunidad aborigen, y los corredores de larga distancia Elana Meyer y Tulu Derartu. Después de Meyer, de Sudáfrica, perdió la final de 10.000 metros de Tulu, de Etiopía, en los Juegos Olímpicos de 1992, la pareja realizó una vuelta de la victoria juntos, en un despliegue de la unidad africana. Meyer es de color blanco, y el ’92 marcó la primera de Sudáfrica post-apartheid aparición en los Juegos Olímpicos, después de una prohibición de casi 30 años.

Estos atletas muestran que los Juegos Olímpicos de trascender el deporte. A veces, sin embargo, los resultados son negativos, incluso trágico. Cuando los funcionarios olímpicos ejecutar desde esta realidad, todos salen perdiendo.

MÁS INFORMACIÓN: Asunto de Familia de London: Los padres olímpicos se convierten en estrellas por derecho propio

 

 

 

ADOLF HITLER: EL HOMBRE DEL AÑO DE 1938

 

PRUEBA DE HITLER SE ESTRENA EN ALEMANIA: FOTOS

Mayor acontecimiento de las noticias solo de 1938 tuvo lugar el 29 de septiembre, cuando cuatro estadistas se reunieron en la Führerhaus, en Munich, para volver a dibujar el mapa de Europa.Los tres hombres de Estado que visitan en esa histórica conferencia eran el Primer Ministro Neville Chamberlain de Gran Bretaña, el primer ministro Edouard Daladier de Francia, y el dictador Benito Mussolini de Italia. Pero a todas luces la figura dominante en Munich fue el anfitrión alemán, Adolf Hitler.

Führer del pueblo alemán, el Comandante en Jefe del Ejército alemán, la Armada y la Fuerza Aérea, el canciller del Tercer Reich, Herr Hitler cosechó en ese día en Munich la cosecha de una audaz política desafiante, extranjera despiadada que había seguido para la cinco años y medio. Se había roto el Tratado de Versalles en pedazos. Tenía rearmó a Alemania hasta los dientes-o lo más cerca a los dientes ya que era capaz. Había robado Austria ante los ojos de un mundo horrorizado e impotente al parecer.(Ver fotos de la Prueba de Hitler en Alemania.)

Todos estos acontecimientos fueron impactantes a las naciones que habían derrotado a Alemania en el campo de batalla a tan sólo 20 años antes, pero nada tan aterrorizado al mundo como los despiadados, metódico, nazi-dirigidos acontecimientos que a finales de verano y principios del otoño en peligro de una guerra mundial en Checoslovaquia. Cuando, sin pérdida de sangre que redujo Checoslovaquia a un estado títere alemán, obligó a una revisión drástica de las alianzas defensivas de Europa, y ganó un mano libre para sí mismo en Europa del Este por conseguir un “manos libres” promesa poderosa Gran Bretaña (y más tarde, Francia) , Adolf Hitler, sin duda, se convirtió en 1938 en el Hombre del Año.

La mayoría de las otras figuras mundiales de 1938 se desvaneció en importancia cuando el año tocaba a su fin. ”El primer ministro Chamberlain paz con” honor, parecía más que nunca de haber alcanzado ninguno de ellos. Un creciente número de británicos que ridiculizaban su apaciguar a los dictadores de las políticas, creía que nada, salvo una abyecta rendición podría satisfacer las ambiciones de los dictadores.

Entre los muchos franceses se levantó una sensación de que el primer ministro Daladier, por unos pocos trazos de la pluma en Munich, se había convertido a Francia en una potencia de segundo orden. Imitando a Mussolini en sus gestos y la copia compleja gritando triunfal de Hitler, el Daladier vez liberal a finales del año se redujo a la utilización de trucos parlamentarios para mantener su trabajo.(Ver fotos en el interior del búnker de Hitler.)

Durante el año 1938 el dictador Mussolini era sólo un socio decididamente junior en la firma de Hitler y Mussolini, Inc. fue clasificada Su agitación ruidosa para obtener Córcega y Túnez, de Francia, como un farol débil, cuyos objetivos inmediatos no eran más que los más baratos los peajes para los buques italianos en el Canal de Suez y el control del ferrocarril Yibuti-Addis Abeba.

Han desaparecido de la escena internacional fue Eduard Benes, de 20 años de Europa “más inteligente estadista poco.” Último presidente de Checoslovaquia libre, ahora era un exiliado por enfermedad desde el país que él ayudó a fundar. Pía china Generalísimo Chiang Kai-shek, el Hombre de 1937, se vio obligado a retirarse a una “nueva” China occidental, donde se enfrentaba a la posibilidad de ser sólo una figura respetable en un movimiento envolvente Comunista. Si Francisco Franco hubiera ganado la Guerra Civil española después de que su unidad de gran resorte, que bien podría haber sido el hombre-de-la-Año de la madera.Pero la victoria sigue siendo eludido el cansancio Generalísimo y de la guerra y el descontento en el lado derechista hizo su precario futuro.

Ver “YouTube Videos: Los mejores 50. Downfall de Hitler”

Vea las fotos de la subida de Adolf Hitler al poder.

 

 

 

ALBERT SPEER MINISTRO DE ARMAMENTO Y GUERRA

 

Para el hijo de Albert Speer, véase Albert Speer (hijo).FUENTE:  http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Speer

Albert Speer (nacido Berthold Konrad Hermann Albert Speer;1 Mannheim19 de marzo de 1905 – Londres1 de septiembre de 1981) fue un arquitecto alemán y Ministro de Armamento y Guerra del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial. Speer fue arquitecto jefe de Adolf Hitler antes de asumir la oficina ministerial. Se le conoce como «el nazi que pidió perdón»2 por aceptar su responsabilidad en los juicios de Núremberg y en sus memorias por los crímenes del régimen nazi. Su nivel de implicación en la persecución de los judíos y su conocimiento del Holocausto siguen siendo motivo de controversia.3 4

Speer se unió al Partido nazi en 1931, con lo que comenzó una carrera política y gubernamental que duró catorce años. Sus conocimientos de arquitectura le hicieron cada vez más importante dentro del partido y se convirtió en miembro del círculo más cercano al Führer. Hitler le encargó diseñar y construir varios edificios, entre ellos laCancillería del Reich y el Campo Zeppelín de Núremberg, donde se celebraban los multitudinarios congresos del partido. Speer también elaboró planos para reconstruir Berlín a gran escala con enormes edificios, amplias avenidas y un sistema de transportes reorganizado. Ministro de Armamento y Guerra de Adolf Hitler desde febrero de 1942, Speer fue capaz de mantener durante el conflicto una elevada producción de material militar a pesar de los masivos y devastadores bombardeos aliados sobre Alemania.

Acabada la guerra fue juzgado en Núremberg y sentenciado a veinte años de prisión por su rol en el régimen nazi, principalmente por el uso de trabajadores forzados. Cumplió toda su condena, la mayor parte de ella en la prisión de Spandau, en Berlín Oeste. Tras salir de Spandau en 1966, Speer publicó dos exitosos libros autobiográficos: Memorias: Hitler y el Tercer Reich vistos desde dentro y Diario de Spandau. En ellos detalla su estrecha y habitual relación con Hitler, algo que ha dado a los historiadores y lectores una perspectiva única sobre el funcionamiento del régimen nazi. Más tarde escribió un tercer libro, Infiltración, sobre las SS. Albert Speer murió por causas naturales en 1981 durante una visita a Londres.5

 

 

Albert Speer nació en Mannheim en el seno de una familia adinerada de clase media, segundo de los tres hijos de Albert y Luise Speer. En 1918 la familia se trasladó permanentemente a su residencia de verano, Schloss-Wolfsbrunnenweg, en Heidelberg.6 De acuerdo con Henry T. King, fiscal adjunto en los juicios de Núremberg que más tarde escribió un libro sobre Speer, «el amor y la calidez escaseaba en el hogar de juventud de Speer».7 Speer fue un activo deportista que practicó esquí y alpinismo, y su escuela en Heidelberg le ofreció rugby, algo inusual en Alemania.8 Quiso convertirse en matemático, pero su padre le dijo que si escogía ese camino «iba a llevar una vida sin dinero, sin posición y sin futuro»,9 por lo que acabó siguiendo los pasos de su padre y su abuelo y estudió arquitectura.10

Comenzó sus estudios de arquitectura en la Universidad de Karlsruhe en lugar de en una institución más prestigiosa por culpa de lacrisis de hiperinflación de 1923, que limitó los ingresos de sus padres.11 Al año siguiente, con el alivio de la crisis, se trasladó a la «mucho más reputada» Universidad Técnica de Múnich12 y en 1925 se trasladó de nuevo, en este caso a la Universidad Técnica de Berlín, donde estudió con Heinrich Tessenow, a quien Speer admiraba.13 Tras aprobar sus exámenes en 1927, Speer se convirtió en asistente de Tessenow, un gran honor a sus 22 años.14 De este modo Speer pudo impartir algunas de las clases de Tessenow mientras continuaba con sus estudios de posgrado.15 En Múnich y Berlín comenzó una estrecha amistad que duraría medio siglo conRudolf Wolters, quien también estudió con Tessenow.16

A mediados de 1922 Speer empezó a cortejar a Margarete (Margret) Weber (1905–1987), aunque su relación no era aprobada por la conciencia de clase de su madre, que sentía que los Weber eran de clase inferior (el padre de Weber era un artesano de éxito que empleaba a cincuenta trabajadores). A pesar de esta oposición la pareja contrajo matrimonio en Berlín el 28 de agosto de 1928, aunque pasarían siete años antes de que Margarete Speer fuera invitada a quedarse en casa de sus suegros.17

 

 

Speer aseguró que de joven era apolítico y que acudió a un mitin del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán en Berlín en diciembre de 1930 por petición de algunos de sus estudiantes.18 Se sorprendió al ver a Hitler vestido con un traje azul limpio, en lugar de con eltraje marrón que lucía en los carteles del Partido Nazi, y quedó gratamente impresionado, no sólo con sus propuestas, sino también con la persona. Varias semanas después asistió a otro mitin, en ese caso presidido por Joseph Goebbels, quien le sorprendió por la manera en que arengaba al público, algo que no menoscabó la grata impresión que Hitler le había causado. El 1 de marzo de 1931 solicitó la adhesión al Partido Nazi y se convirtió en el militante número 474 481.19 20

El primer puesto de Speer en el Partido Nazi fue como jefe del Cuerpo de Motoristas Nacional-socialistas del suburbio berlinés deWannsee, pues era el único nazi de la ciudad con coche propio.21 Speer contó que fue contratado, sin honorarios, por el líder del partido del Westend de Berlín, Karl Hanke, para redecorar una villa que acababa de alquilar. Hanke se mostró entusiasmado con el resultado.22

En 1931 Speer renunció a su puesto como asistente de Tessenow debido a los recortes salariales y se trasladó a Mannheim con la esperanza de aprovechar los contactos de su padre. Tuvo poco éxito, por lo que su progenitor le dio un trabajo como gestor de las propiedades del abuelo Speer. En julio de 1932 los Speer visitaron Berlín para ayudar al partido antes de las elecciones al Reichstag. Mientras estaban allí Hanke recomendó el joven arquitecto a Goebbels para ayudar en la renovación de la sede del partido en la capital alemana. Speer, que había estado a punto de irse de vacaciones con su esposa a Prusia Oriental, accedió a hacer el trabajo, al término del cual retornó a Mannheim, donde permaneció hasta la llegada al poder de Hitler en enero de 1933.23 24

Tras el ascenso al poder de los nazis, Hanke volvió a llamar a Berlín a Speer. Goebbels, nuevo ministro de Propaganda, lo contrató para renovar el edificio de su ministerio en la Wilhelmplatz.25 El arquitecto también diseñó en 1933 la conmemoración del MayDay en Berlín. En sus Memorias menciona que, viendo el diseño original para este congreso en Berlín en el escritorio de Hanke, señaló que el sitio se asemejaba a una Schützenfest.26 Hanke, entonces Secretario de Estado de Goebbels,27 lo retó a crear un diseño mejor. Como Speer supo más tarde, Hitler se entusiasmó con su diseño (que usaba banderas gigantes), aunque Goebbels se llevó todo el mérito del mismo. Tessenow se mostró indiferente: «¿Piensas que has creado algo?. Es llamativo, eso es todo».26

Speer y Hitler examinando unos planos en el Berghof en 1938.

Los organizadores del congreso del partido Nazi en Núremberg en 1933 llamaron a Speer para que presentara sus diseños y le pusieron en contacto con Hitler por primera vez. Ni los organizadores ni Rudolf Hess estaban dispuestos a decidir qué plan era aprobado, por lo que Hess envió a Speer al apartamento de Hitler en Múnich para buscar su aprobación.28Cuando Speer entró, el nuevo canciller estaba limpiando una pistola, que rápidamente puso a un lado para poder echar un vistazo a los planos y aprobarlos sin siquiera mirar al arquitecto.29 Este trabajo le dio a Speer su primer puesto nacional como «Comisionado para la Presentación Artística y Técnica de los Congresos y Demostraciones del Partido».30

La siguiente tarea de importancia de Speer fue servir como enlace en Berlín para las obras de renovación de la Cancillería que llevaba a cabo Paul Troost. Como canciller, Hitler tenía una residencia en el edificio e iba todos los días para ser informado por Speer y por el supervisor de la obra sobre el progreso de la construcción. Tras uno de estos encuentros, Hitler lo invitó a almorzar, para gran excitación del arquitecto.31 Hitler mostró mucho interés por Speer durante la comida y le dijo que había estado buscando un joven arquitecto capaz de llevar a cabo sus sueños arquitectónicos para la nueva Alemania. Speer se convirtió rápidamente en parte del círculo íntimo de Hitler, y esperaba la llamada del canciller por la mañana para pasear o charlar, ofrecer asesoramiento en materia arquitectónica y discutir sus ideas. La mayoría de los días era invitado a cenar.32

Ambos tenían mucho en común: Hitler hablaba de Speer como un «alma gemela» hacia la que había mantenido siempre «sus más cálidos sentimientos humanos».33 El joven y ambicioso arquitecto quedó deslumbrado por el rápido ascenso de Hitler y su cercanía a él le garantizó el sustento económico por parte del gobierno y de los más altos escalafones del Partido.34 Speer testificó en Núremberg: «Pertenecí a un círculo compuesto por otros artistas y su equipo personal. Si Hitler hubiera tenido amigos, yo hubiera sido sin duda uno de los más cercanos».35

 

 

El 8 de febrero de 1942 el Ministro de Armamento Fritz Todt moría en un accidente de avión poco después de despegar del cuartel oriental de Hitler en Rastenburg. Speer, que había llegado a Rastenburg la noche anterior, había aceptado el ofrecimiento de Todt de volar con él a Berlín, pero lo canceló pocas horas antes del despegue, algo que el arquitecto explica en sus Memorias que se debió a que estaba exhausto del vuelo de ida y una reunión nocturna con Hitler. El mismo día del accidente Hitler nombró a Speer sustituto de Todt con todos sus poderes. En sus memorias Speer recuerda su reunión con el Führer y su renuencia a asumir la cartera ministerial, y que sólo aceptó por orden de Hitler. También cuenta que Göring corrió al cuartel del canciller al enterarse del fallecimiento de Todt con la esperanza de asumir sus poderes, pero se encontró con la decisión irrevocable del nombramiento de Speer.70

Speer (derecha) galardonado con el anillo de la Organización Todt por Hitler (mayo de 1943).

En el momento de la llegada de Speer al ministerio, la economía alemana no estaba totalmente orientada, a diferencia de la británica, a la producción militar. En Alemania todavía se producían bienes de consumo casi en la misma cantidad que en tiempo de paz. Al menos cinco autoridades supremas tenían jurisdicción sobre la producción de armamento, una de las cuales, el Ministerio de Asuntos Económicos, había declarado en noviembre de 1941 que las condiciones actuales no permitían un aumento de la producción armamentística. Había pocas mujeres empleadas en las fábricas, en las cuales sólo se trabajaba un turno. Una noche, poco después de su nombramiento, Speer fue a visitar una fábrica de armas en Berlín y no encontró a nadie.71

 

 

 

HISTORIA: BUNKER DE HITLER Y LAS RUINAS DE BERLÍN: FOTOS RARAS

 

William Vandivert-Time & Life Pictures/Getty Images

Fuente: http://life.time.com

En abril de 1945, cuando las tropas rusas y alemanas lucharon – salvajemente, calle por calle – para el control de la capital alemana, se convirtió cada vez más claro que los Aliados ganarían la guerra en Europa. No mucho tiempo después de la batalla de dos semana que terminó, de 33 años de edad VIDA fotógrafo William Vandivert estaba en la escena, la fotografía paisaje devastado de Berlín.

Entre agosto 1940 y marzo de 1945 de América, la RAF y bombarderos soviéticos lanzaron más de 350 ataques aéreos sobre Berlín, decenas de miles de civiles fueron asesinados, y un sinnúmero de edificios edificios de apartamentos, oficinas gubernamentales, instalaciones militares – se borró. Vandivert, VIDA informó, “que se encuentra casi todos los edificios famosos [de Berlín] un desastre. En el centro de la ciudad de las indicaciones geográficas podía caminar cuadras y no veo ninguna cosa viva, no oye nada, pero la quietud de la muerte, no el olor, pero el hedor de la muerte. “

Cientos de miles de personas perecieron en la batalla de Berlín – incluyendo un número incalculable de hombres civiles, mujeres y niños – mientras que muchos más se quedaron sin hogar en las ruinas. Pero se trataba de dos muertes en particular, las de Adolf Hitler y su compañera de vida, y (brevemente) esposa Eva Braun, en un búnker subterráneo sórdida el 30 de abril de 1945, que marcó la caída real, final del Tercer Reich.

William Vandivert, fotógrafo de la revista LifeVandivert (a la izquierda, a principios de 1940) fue el primer fotógrafo occidental en tener acceso a Führerbunker Hitler, o “refugio para el líder,” después de la caída de Berlín, y un puñado de sus imágenes del búnker y la ciudad en ruinas se publicaron en la revista LIFE en julio de 1945. Algunas de esas imágenes se vuelve a publicar aquí, la mayoría de las fotos en esta galería, sin embargo, nunca fueron publicados en la VIDA y la ilustran vívidamente las escenas surrealistas, inquietantes Vandivert encontrados en el bunker y en las calles de la ciudad vencida allá de las paredes del búnker.

En sus notas escritas a sus editores en Nueva York, Vandivert describe en detalle lo que vio. Por ejemplo, de la diapositiva el sexto lugar en la galería de fotos, escribió, “[los corresponsales de Pix] mirando sofá donde Hitler y Eva se disparó. Tenga en cuenta las manchas de sangre en el brazo de la Soaf [sic], donde Eva sangrar. Estaba sentada en el otro extremo … Hitler se sentó en medio y cayó hacia adelante, no sangran en el sofá. Esto es en el salón de Hitler “cosas notables -. Pero, resulta que es sólo la mitad derecha. Los historiadores son ahora bastante seguro de que Braun se suicidó mordiendo una cápsula de cianuro, en lugar de con armas de fuego – es decir, las manchas de sangre en el sofá podría ser Hitler, después de todo.

UNA NOTA SOBRE EL FOTÓGRAFO: William Vandivert – que a las 6 pies 5 pulg a cabo la distinción de ser el más alto de fotógrafo en el personal – shot a la vida desde la década de 1930 a través de finales de los 40. En 1947 se unió a Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y David “Chim” Seymour en la fundación de la legendaria agencia de fotografía Magnum. (Rita Vandivert, su esposa, se desempeñó como primer presidente de Magnum.) William Vandivert murió en 1992.

Read more: http://life.time.com/history/hitlers-bunker-rare-photos/#ixzz22cdURtLU

 

 

 

FELIX NUSSBAUM 1904-1944

Felix Nussbaum

FUENTE:

http://www1.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/nussbaum/nussbaum_9.asp

 

La Playa en Rapallo, 1934
Óleo sobre lienzo
34,8 X 49,8

En cartas que escribiera durante su exilio forzado en Escandinavia, el dramaturgo alemán Bertholt Brecht se quejaba acerca del mote aplicado a personas como él, que habían decidido abandonar Alemania con el ascenso de los nazis al poder. “El nombre que nos inventaron – emigrantes – es básicamente erróneo, pues no se trató de una migración voluntaria con el propósito de hallar un lugar alternativo para vivir. Los emigrantes no encontraron un nuevo hogar patrio sino un lugar donde refugiarse hasta que pase la tormenta. Deportados. Eso es lo que somos. Parias.”

Paisaje de Ostende con Bote, 1935
Aguada sobre papel
50 x 64 cm

La historia de la familia de Felix Nussbaum, de Osnabrueck, Alemania, ilustra los esfuerzos desesperados por hallar refugio en suelo extraño. Es la historia de una familia entre muchas, que se hallaron de pronto arrastradas por una correntada de huida sin esperanzas.

Philip Nussbaum, el padre de Felix, era un orgulloso patriota alemán perteneciente a la organización de veteranos de la Primera Guerra Mundial. Cuando el nuevo régimen subió al poder, tuvo que renunciar a su la afiliación. En su nota de despedida dijo, “… por última vez, queridos camaradas de armas, los saludo como un soldado fiel… Y si soy llamado nuevamente a la bandera, estoy siempre listo”.

Vista desde el estudio con guantes, 1940
Aguada sobre papel
70,5 x 55,4 cm

En aquella época, su hijo, el artista Felix, se encontraba en Roma con un pequeño grupo de estudiantes alemanes en un intercambio de la Academia de Artes de Berlín, luego de obtener una prestigiosa beca. En abril de 1933, Goebbels, el Ministro de Propaganda de Hitler, visitó a la elite artística y les dio una conferencia sobre la doctrina artística del Fuehrer: “La raza y el heroísmo arios son los principales temas que el artista nazi habrá de desarrollar”. Felix comprendió que no había lugar para él, ni como artista ni como judío, dentro del espacio conceptual de esta doctrina. Abandonó Roma a principios de mayo y su beca fue revocada poco tiempo después. En su pieza El Gran Desastre (1939), expresaba esta intuición respecto del dramático cambio que el ascenso de Hitler había acarreado: la destrucción de Europa y de la civilización occidental.

Los padres de Felix, Philip y Rachel, abandonaron Osnabrueck, al igual que muchos habitantes judíos de la ciudad. Su hermano mayor, Justus, permaneció con su familia para seguir con el próspero negocio metalúrgico familiar. Luego de una breve estancia en Suiza, los padres de Felix viajaron al sur para reunirse con su hijo en Rapallo, una aldea de pescadores en la Riviera italiana. El sol y la atmósfera del lugar eclipsaban los nubarrones de la guerra, y los Nussbaum pasaron el verano de 1934 juntos, lo que sería el último encuentro de Felix con sus padres. Su ánimo exaltado quedó expresado en los alegres y despreocupados colores de sus obras durante esta etapa, por ejemplo en La Playa en Rapallo, 1934.

El refugiado, 1939

“Un hombre se desploma sobre su silla, con el rostro entre sus manos en un gesto de desesperación total. Cerca, un bastón y un atillo. Una mesa larga y vacía a excepción de un globo terráqueo domina el cuarto, que recuerda una celda de prisión. A través de la puerta se ven árboles desnudos, y una bandada de cuervos sobrevuela al acecho.

Esta pintura es una reflexión sobre el miedo y la desesperación de Nussbaum en vísperas de la Segunda Guerra Mundial. A medida que la sombra ominosa de Alemania cubría toda Europa, el artista perdía toda vía de escape. La desolación en el cuarto significa la desesperanza, mientras que la deprimente vista a lo lejos refleja la cruda realidad: no hay refugio para el judío.”

Naturaleza muerta con máscara, guante y pelota, 1940 aprox.
Aguada sobre papel
48,7 x 65 cm

En 1935, sus padres sucumbieron a  la nostalgia por Alemania y expresaron sus deseos de retornar a su país, a pesar de las fuertes objeciones de su hijo Felix, quien reescribió la última línea del poema de despedida de su padre: “… y si soy llamado nuevamente a la bandera, desertaré de seguro a un lugar lejano”. Fue la única vez que objetó las posturas de su padre, su fuente de apoyo espiritual y económico.

Los caminos de la familia se bifurcaron. Felix y su compañera, Felka Platek, decidieron no regresar a Alemania. Primero, en enero de 1935, se dirigieron a París y, luego, a la ciudad balnearia de Ostende. Varios meses después se trasladaron a Bruselas con otros amigos. Allí, en octubre de 1937, contrajeron matrimonio. Justus, su hermano, fue forzado a emigrar en 1937, cuando todas las empresas judías de Osnabrueck fueron “arianizadas”. Justus, su esposa y su hija de dos años, Marianne, huyeron a Holanda el 2 de julio de ese mismo año. Allí, junto con varios otros emigrantes forzados, logró montar una empresa de chatarra.

En tanto, la situación en Alemania se deterioraba. En la Noche de los Cristales Rotos, la sinagoga de Osnabrueck fue quemada, los hogares de los judíos fueron saqueados, y todos los varones judíos fueron llevados a Dachau. En mayor de 1939, los padres de Felix decidieron abandonar Alemania. Huyeron a Amsterdam, para reunirse con Justus, su hijo mayor.

Sinagoga en el campo, 1941
Óleo sobre madera
49,8 x 64,8 cm

Cuando Bélgica y Holanda fueron ocupadas en mayo de 1940, Felix fue arrestado en su apartamento y, como otros extranjeros, llevado al campo de Saint Cyprien en el sur de Francia. Su cautiverio allí fue para él una divisoria de aguas; ahora, Felix comprendía el verdadero alcance del peligro mortal que corría como judío bajo el gobierno nazi, lo que quedó expresado en su importante obra, Sinagoga en el Campo de St. Cyprien, 1941, una pieza única, que simboliza la comprensión de Felix de su pertenencia al pueblo judío, y de que así es percibido por otros. Fue su primer cuadro sobre un motivo judío en muchos años.

En agosto de 1940, luego de tres meses de sufrimiento bajo las humillantes condiciones en Saint Cyprien, Felix solicitó regresar a Alemania. Cuando llegó al paso fronterizo en Bordeaux, decidió escapar abordando un tren a Bruselas, donde se reuniría con su amada esposa. A partir de 1940, Felix Nussbaum vivió oculto, sin fuente alguna de manutención. Sus amigos belgas satisfacían todas sus necesidades e, incluso, le montaron un estudio, al que proveían de implementos artísticos. Sin documentos de residente y en continuo peligro de ser descubierto, Felix se movía de su apartamento al estudio y viceversa, sin cejar en ningún momento sus esfuerzos artísticos, con los que podía expresar el miedo, la persecución y la maldición que parecía pesar sobre los miembros de su familia.

El destino de la familia Nussbaum estaba sellado. En agosto de 1943 la protección concedida a los empleados de la empresa de chatarra de Justus Nussbaum fue revocada. Justus, su esposa, su hija Marianne y los padres de Felix y Justus fueron arrestados en sus apartamentos-escondites, y enviados a Westerbork. Medio año después, el 8 de febrero de 1944, Philip y Rachel Nussbaum, los padres del artista, fueron deportados de Westerbork a Auschwitz.

El 20 de julio de 1944, Felix y Felka fueron arrestados en su refugio y enviados al campo de Mechelen. Más tarde el mismo mes, fueron deportados a Auschwitz donde, el 9 de agosto, Felix Nussbaum fue asesinado. Su hermano mayor, Justus Nussbaum, fue transportado de Westerbork a Auschwitz el 3 de septiembre. Tres días después, Herta, la cuñada de Felix, y Marianne, su sobrina, fueron asesinadas en Auschwitz. A fines de octubre de 1944, Justus fue enviado al campo de Stutthof, donde murió de agotamiento unos dos meses después.

Esta cronología pone de manifiesto el proceso de exterminio de una familia que, a pesar de años de escape, no pudo huir de las extendidas zarpas de la bestia nazi. Europa se había convertido en territorio enemigo. Nussbaum expresó este motivo de callejón sin salida en una pintura temprana, Visión Europea – El Refugiado, 1939. El refugiado judío, que se toma la cabeza con las manos, no halla refugio en un amenazante globo terráqueo apoyado sobre la mesa. La amplia entrada al cuarto tampoco provee esperanza alguna. Los símbolos de la extinción –un árbol de hojas caídas y cuervos que sobrevuelan un cadáver- acechan fuera. El artista parecía conocer el final de la saga, en el que ningún miembro de su familia sobreviviría el infierno. Felix sobrevivió por casi una década entera contra todas las probabilidades, pero él también sería asesinado, un mes antes de la liberación de Bruselas. Sin embargo, su obra continúa relatando su historia, la de su familia y la del destino de todo el pueblo judío.

Yehudit Shendar es Curadora Principal del Museo de Arte en Yad Vashem.

Para ingresar en la exhibición, pulse aquí

 

 

 

El soldado Tolkatchev a las puertas del Infierno

La liberación de Majdanek y Auschwitz : Testimonio de un artista

Fuente :

http://www1.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/tolkatchev/about_exhibition.asp

“Hice lo que debía hacer; no pude evitar hacerlo. Mi corazón lo ordenaba, mi conciencia lo exigía, el odio hacia el fascismo gobernaba”. Estas palabras del artista-soldado Zinovii Tolkatchev sintetizan la escencia creativa de alguien que llegó hasta las puertas mismas del infierno con uniforme del Ejército Rojo.

Para mayor información sobre Zinovii Tolkatchev, pulse aquí

Biografía de Zinovii Tolkatchev

1903
Nace en la aldea de Shchedrin en Bielorrusia. Su padre era un obrero metalúrgico.
1909-1919
Tolkatchev estudia en una escuela técnica y en una escuela de arte. Debido a la endeble situación financiera de sus padres, es forzado a dejar la escuela y a trabajar como aprendiz de un pintor de carteles. Luego se incorpora a una cooperativa de artistas.
1919-1920
Tolkatchev se convierte en uno de los primeros miembros del Komsomol (la Liga Juvenil Comunista). Como miembro de la resistencia revolucionaria, participa en la Guerra Civil en Kiev. Viaja luego a Moscú para estudiar con los artistas Osmarkin y Kontsalovsky.
1920
Tolkatchev regresa a Kiev y es nombrado responsable del Departamento de Educación Política del Komsomol en las regiones de Podolsk y Shulov. Durante este período pinta varios murales en los clubes juveniles de dichas zonas.
1922
Tolkatchev se incorpora al Partido Comunista.
1924
Es enviado a estudiar en el Instituto Comunista en Kharkov.
1925-1927
Tolkatchev sirve en una división de artillería del Ejército Rojo.
1928-1930
Enseña en el Instituto de Bellas Artes de Kiev.
1929
La muestra de obras de Tolkatchev sobre la muerte de Lenin, “El gran duelo”, es exhibida en Kiev y en Moscú.
1930’s
Tolkatchev trabaja en la ilustración de libros, incluyendo trabajos de Gorki y Sholem Aleijem. Exhibió la serie “El Shtetl” (“La Aldea Judía”) en 1939.
1940
Tolkatchev es nombrado profesor titular en el Instituto de Bellas Artes en Kiev.
1941-1945
Tolkatchev se enrola en el Ejército Rojo, a pesar de su edad. Continúa pintando para el régimen soviético.
1944-1945
Como artista oficial del Ejército Rojo, se suma a las fuerzas soviéticas en Majdanek, poco después de su liberación (1944), e inmediatamente después, a las fuerzas que liberaron Auschwitz (1945). Es en este período que pinta sus series “Majdanek”, “Auschwitz” y “Las Flores de Auschwitz”.
1945-1946
Sus series “Majdanek”, y “Las Flores de Auschwitz” son publicadas como álbumes. Son expuestas también en varias galerías de Polonia y en las ciudades de Lublin, Rzeszow, Cracovia, Katowice, Lodz y Varsovia. El gobierno polaco envía estos álbumes a los jefes de estado de los países aliados, ministros de gobierno y comandantes de ejército.
1950-1960
La actitud del gobierno hacia Tolkatchev cambia. Sus trabajos son declarados defectuosos, y es denunciado como “la personificación de un cosmopolitismo alienado y de un nacionalismo burgués”, debido a sus “trabajos sionistas-religiosos”.
1960-1970
Tolkatchev vuelve a la ilustración de libros y la de retratos de escritores ucranianos. También regresa al tema de los campos de exterminio. Su álbum “Auschwitz” es publicado en Kiev en 1965.
1977
Tolkatchev fallece en Kiev.

El Soldado Tolkatchev a las Puertas del Infierno

“Hice lo que debía hacer; no pude evitar hacerlo. Mi corazón lo ordenaba, mi conciencia lo exigía, el odio hacia el fascismo gobernaba”. Estas palabras del artista-soldado Zinovii Tolkatchev sintetizan la escencia creativa de alguien que llegó hasta las puertas mismas del infierno con uniforme del Ejército Rojo.

El arte de Tolkatchev tomó forma al amparo de la Revolución Bolchevique, y se desarrolló bajo la convicción de su justicia. Simultáneamente con el enrolamiento de su arte en favor de la Revolución, el artista Tolkatchev comenzaba a buscar un modo de expresión adicional para manifestar otras vetas personales en sus trabajos. Tolkatchev se sintió atraído hacia el diseño y las técnicas gráficas y creó varias series de ilustraciones para los trabajos de numerosos escritores y poetas. Estas obras le confirieron a Tolkatchev una dimensión épica y un monumentalismo de diferente cuño. En 1941, poco antes del lanzamiento de la Operación Barbarrosa, Tolkatchev completó una serie de gran alcance titulada “El Shtetl” (“La Aldea Judía”) basada en los relatos de Sholem Aleijem, en la que describe con gran fuerza el sufrimiento del pueblo judío bajo el régimen zarista. Estos trabajos revelan otra faceta importante en el ímpetu creativo de Tolkatchev: sus lazos con el pueblo judío.

Con la entrada de la URSS en la guerra en junio de 1941, Tolkatchev se voluntarizó para incorporarse al frente de batalla. Sin embargo, fue sólo hacia el fin de la guerra, en el otoño de 1944, que la jefatura militar accedió a su pedido, y lo envió a servir en el Departamento Político en el Primer Frente Ucraniano, estacionado en ese entonces en Lublin, aledaño al campo de exterminio de Majdanek. “El odio guiaba mi pincel y me urgía a seguir, la brutal realidad inflamaba mi imaginación”. Horrorizado por las escenas de las que era testigo, Tolkatchev, presa de un torbellino espiritual, se sumergió por treinta y cinco días con apenas algo de comida y sueño, en la pintura febril de la serie “Majdanek”. Tolkatchev mostró sus trabajos iniciales a un miembro de la Comisión Polaco-Soviética de Investigación de los Crímenes Nazis, quien lo instó a finalizar la serie antes del 27 de noviembre de 1944, día de la apertura del juicio al comandante del campo de Majdanek. La exhibición fue inaugurada un día antes del juicio, en el Museo de Arte de Lublin, y fue ampliamente cubierta por la prensa polaca. Solamente en Lublin se vendieron 128.000 boletos y, desde allí, se trasladó a otras ciudades. En la serie “Majdanek”, Tolkatchev fue capaz de crear, como de la nada, un conjunto de símbolos que expresaban los horrores de ese campo de exterminio. Lo cierto es que Tolkatchev ya había demostrado las mismas capacidades en sus trabajos más tempranos, a saber, su habilidad para la síntesis y el foco. No obstante, Tolkatchev no pintaba ya al servicio de la Revolución ni del escritor-poeta, sino que exponía ante sus espectadores la cruda y brutal realidad que él había vivenciado, y que había asolado a su pueblo, tanto el soviético como el judío.

“Un viento frío aúlla sobre Auschwitz, rodeado por tres filas de cerca de alambre de púa. Parece que no fuera el alambre de púa el que tiembla y aúlla, sino la misma tierra torturada, que gime con las voces de las víctimas”. Las cercas de alambre de púa de Majdanek no prepararon a Tolkatchev para su siguiente misión. A fines de enero de 1945 acompaña a la Comisión de Investigación de Crímenes Nazis a Auschwitz, literalmente horas antes de la entrada del Ejército Rojo al campo. Nuevamente, Tolkatchev enfrenta la urgencia de captar las escenas, las voces. A falta de papel de dibujo, entra en la ex comandancia del campo y toma papel membrete con letras negras resaltadas: Kommandantur Konzentrationslager Auschwitz; I.G. Farbenindustrie Aktiengesellschaft; Der Oberpräsident der Provinz Oberschlesien. La tipografía se convierte en parte integral de la composición, y la imagen del opresor nazi, a quien Tolkatchev se abstiene de perpetuar, se planta frente a nosotros. Como poseído por la locura, dibuja bosquejos de lo que ve. Junto a los bocetos, agrega líneas densamente escritas con el testimonio de los pocos sobrevivientes capaces de hablar. Y al lado, apunta repetidamente: “Recordar, no olvidar”. Al utilizar materiales exiguos como el lápiz y el papel, íntimos en escala, Tolkatchev logra crear un arte de alcance monumental. La comprensión de que en estas mismas hojas de papel unos pocos días antes eran escritas órdenes de exterminación, las dota de una fuerza trágica que lo hace a uno estremecer.

Como quien ha comenzado su obra artística como un artista oficial y un monumentalista, tal como lo fueran Käthe Kollwitz en Alemania en los 1920s y 1930s, o los mejicanos Diego Rivera y José Orozco en el mismo período, Tolkatchev describe el horror supremo en el acorde menor de los dibujos a lápiz. Los materiales sobrantes por un lado, y un expresivo vigor capaz de despertar emociones por otro, trae reminiscencias de la serie de pinturas de principios del siglo 19, “Los Desastres de la Guerra” del artista español Francisco Goya.

“…No pude despegarme de ese pedazo de tierra maldita dejado atrás, ni de ese terrible abismo humano. Todo mi cuerpo era una ruina de mudo sollozo. Había dejado Auschwitz atrás”. Auschwitz no fue dejado atrás; emerge, junto con todos sus horrores, de las escenas puestas ante nosotros, dibujadas por un soldado del Ejército Rojo. Soldado, artista y judío.

Yehudit Shendar
Curadora Principal, Museo de Arte de Yad Vashem

Testigos silenciosos: Historias detrás de los objetos de la Colección del Museo

TESTIGOS SILENCIOSOS:
Historias detrás de los objetos de la Colección del Museo de Yad Vashem

FUENTE:

http://www1.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/bearing_witness/homepage.asp

Libro de oraciones adquirido por Zvi Kopolovich en Auschwitz en 1944“Compré este libro de oraciones en Auschwitz en 1944. Lo recibí de un preso ruso a cambio de una porción de mi ración diaria de pan. Él me acompañó a lo largo de todo mi trayecto de sufrimiento en campos de concentración y de muerte en Alemania. Hoy entrego a Yad Vashem en Jerusalén este libro de oraciones único, como un recordatorio para las futuras generaciones y en memoria de mis padres David y Malka Koplovich z”l, los padres de mi esposa Shlomo y Zehava Weiss z”l, mis hermanos y hermanas y todos mis familiares asesinados durante la Shoá.”Zvi Kopolovich, Holón, Israel
18 de jeshván de 5750 – 16 de noviembre de 1989

 

Como parte de la tarea de Yad Vashem de preservar la memoria del Holocausto, deseamos ofrecerle un vistazo a algunos ejemplares de la Colección de Objetos junto a sus conmovedoras historias. El Holocausto y la forma en la que fueron asesinados seis millones de judíos es imposible de comprender, pero a través de una historia, y otra, y otra más, el observador puede tratar de percibir lo que ocurrió. Una historia personal, con un objeto auténtico y tangible en su centro, con el agregado de documentos, fotografías y testimonios, permite al visitante entender fragmentos de las experiencias de los sobrevivientes.

Dentro de muy poco no estarán más entre nosotros testigos sobrevivientes de los eventos. Hoy por hoy, quienes podrían testimoniar sobre el pasado eran apenas niños o a lo sumo adolescentes durante los años del Holocausto. Por ello se hace sumamente importante llegar a  los objetos y los testimonios de los sobrevivientes, que son nuestro único vínculo con los sucesos del pasado. Ellos nos brindan sus más preciadas memorias y objetos alrededor de los cuales podemos reconstruir sus historias.

A pesar de que el objeto pueda parecer insignificante, separarse de él suele ser dificultoso – muchas veces es lo único que resta de la vida anterior del sobreviviente y de su familia, y como tal carga con todo el peso de la rememoración. Sólo la percepción de que el objeto hace posible transmitir la memoria a las generaciones futuras permite al superviviente desprenderse de algo tan valioso para él. Es como si proyectara la historia de su vida en el objeto y la transfiriera a nosotros. En ocasiones vemos que el sobreviviente expresa alivio al entregarnos su legado, como si dijera: hasta ahora yo he sido el responsable de difundir la historia a las generaciones futuras; ahora que el objeto está en vuestras manos, tomáis la responsabilidad de relatar la historia, con el objeto como asistente de la misión.

La Colección de Objetos incluye miles de piezas recolectadas a lo largo de la existencia de Yad Vashem. Comprende una gran variedad de objetos que resistieron la guerra, entre ellos efectos personales así como otros que sirvieron a familias y comunidades – algunos son elaborados y espléndidamente manufacturados, otros reflejan en su simplicidad las duras condiciones bajo las cuales fueron realizados.
Sólo una pequeña parte de la colección está exhibida permanentemente en el Museo de la Historia del Holocausto. Aquí le presentamos algunas historias más de objetos invaluables atesorados en la Sala de Colección.
Lo invitamos a recorrer esta exhibición virtual centrada en algunos temas de importancia y a unirse a nosotros en nuestra misión de preservar viva la memoria del Holocausto.

Haviva Peled – Carmeli
Curadora Principal de Objetos y Directora del Departamento de Objetos

El Departamento de Objetos es parte de la División de Museos de Yad Vashem dirigida por Yehudit Inbar.

NIÑOS EN EL HOLOCAUSTO

Un millón y medio de niños fueron asesinados en el Holocausto. Aquellos que sobrevivieron contra todas las probabilidades, ya sea por astucia o por pura suerte, perdieron su niñez y debieron madurar rápidamente. Aun cuando sus familias conseguían evadir a los nazis, moviéndose constantemente, los niños se ve­­­ían lanzados a un ambiente de continuos cambios, lleno de peligros.

Los objetos aquí presentados relatan las historias de niños cuyas experiencias fueron tan variadas como sus destinos, diferentes en cuanto a lugares y circunstancias.

 

EL REMANENTE QUE SOBREVIVIÓ

Para el remanente que sobrevivió, los seis años de la guerra fueron seguidos por un largo y arduo camino a la rehabilitación. Hubo quienes no lograron recuperarse y reanudar sus vidas. Otros, armados únicamente con un espíritu indomable, lograron construir de entre las ruinas una nueva existencia.

Los objetos de esta sección extienden un puente entre el Holocausto y la resurrección, en muchos casos evocando la creación del Estado de Israel.

UN RECUERDO PRECIOSO

El vestido de compromiso de Rajel-Freida Kudlowicz asesinada en TreblinkaEl vestido de compromiso de Rajel-Freida Kudlowicz asesinada en Treblinka
Rajel BrandmesserRajel Brandmesser

Rajel-Freida Kudlowicz, nacida en 1910, se casó con Yeshayahu Brandmesser aproximadamente dos años antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La pareja vivía en Ostrowiec, Polonia.

Después de perder su primer hijo debido a una enfermedad, Rajel volvió a quedar embarazada. Su hija Guitele nació sólo cuatro meses antes del estallido de la guerra.

El administrador del molino de harina propiedad de la familia, Henryk Malkiewicz, les propuso esconderlos en su casa en la cercana aldea Stoki Male. Después de la gran aktion en Ostrowiecz en octubre de 1942, los hermanos de Rajel, Henya y Shamai, y otros dos familiares, se refugiaron en la casa de Malkiewicz.

La madre de Henryk sugirió al matrimonio Brandmesser entregarle la niña para criarla como su nieta, mientras ellos permanecían escondidos. Los padres se opusieron porque no tenían intención de separarse de su hija y no se sumaron al escondite. Un tiempo después los que estaban escondidos debieron abandonar el refugio por temor a ser delatados. Antes de hacerlo Henryk les consiguió un nuevo lugar de refugio y siguió ocupándose de sus necesidades. Después de la guerra Henryk Malkiewicz recibió el título de Justo de las Naciones por sus acciones.

Al finalizar la guerra los hermanos de Rajel emergieron de su escondite y regresaron a su hogar. Un vecino polaco les devolvió algunas sus posesiones que tenía guardadas en su casa, entre ellas el vestido de compromiso de Rajel. Sólo después de un tiempo se enteraron los hermanos que Henya, Shamai y la pequeña Guitele habían sido capturados y deportados en noviembre de 1942 a Treblinka, en donde fueron asesinados.

Colección de Objetos de Yad Vashem
Donación de Sara Silman, Tel Aviv, Israel

Una fotografía familiar antes de la guerraUna fotografía familiar antes de la guerra

Yeshayahu y Rajel BrandmesserYeshayahu y Rajel Brandmesser

De derecha a izquierda: Rajel Brandmesser, su prima Mindel Rothstein y Henya KudlowiczDe derecha a izquierda: Rajel Brandmesser, su prima Mindel Rothstein y Henya Kudlowicz

Weyburn Hospital Mental

 Weyburn Hospital Mental

 

FUENTE: http://www.museevirtuel-virtualmuseum.ca

I

Cuando las puertas del

Hospital de Weyburn Mental
se inauguró el 29 de diciembre de
1921, la instalación tenía una
capacidad de 900 pacientes, 60
enfermeras y asistentes de 60.Un
año más tarde, la adición
de una segunda ala dio cabida
para 3.000 pacientes y el personal,
pero el hospital estaba casi

III

la migración de colonos en el
Oeste se agitó la ley federal
del gobierno para aprobar
la legislación “con respecto a la
custodia de los peligrosos
locos en el noroeste
territorios “. Saskatchewan
se unió al Dominio de Canadá
en 1905, y dentro de 20 años
había comenzado a construir tales

V

borde de la terapia con medicamentos. Como
ya en 1954 el ácido d-lisérgico
dietilamida (LSD) fue utilizado
en los voluntarios del personal para
simular esquizofrénicos
experiencias con el fin de
fomentar la solidaridad con sus
pacientes. En 1959 los médicos WMH
había publicado artículos trece
en revistas científicas.

VII

llamado, se integraron en
la comunidad a través de reinserción
casas después de ser liberado
del hospital.
Al permitir a los visitantes una
mirada al interior de los pacientes,
el personal, los tratamientos y
la forma de vida en el
Hospital de Weyburn mental, este
Memorias de la Comunidad presentan

 

X

espíritu y la fuerza en la

cara de la adversidad. Como

está hoy, el destino del
ex Hospital Psiquiátrico está
destinado a ser demolido.Tenemos
la esperanza de que le hemos dado un
vistazo a los primeros años
de dicho hospital, fundamental en
Saskatchewan, y que
salen con un

XII

los empleados que comparten
información con nosotros, y para
agradecer individualmente a la
Comisión de María Konotopetz,
Jacquie Mallory, Tory
Metheral, Robillard Ane y
Katimavik participantes Sara
Ivany y LeBlanc Kayleigh, de
la totalidad de su investigación y
trabajo duro con este proyecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

II

siempre por encima de la capacidad. WMH era
no sólo una de las mayores
instalaciones de este tipo en el
país, pronto desarrolló una
reputación para el corte de última generación
y los tratamientos psiquiátricos
de investigación de drogas.
La historia del
Hospital de Weyburn Mental data
de 1879, después de una masiva

IV

instituciones, en primer lugar en el norte
Battleford, a continuación, en Weyburn.    El WMH utilizan muchos estándares psiquiátricos tratamientos tales como la insulina terapia, hidroterapia, la lobotomía y el electroshock terapia. Sin embargo, el hospital estaba en el corte

VI

Esta gran instalación en
las afueras de la ciudad tenía un
gran impacto en la Ciudad de
Weyburn. Muchos hombres y mujeres
eligió la enfermería, más tarde llamado
de enfermería psiquiátrica,
especialmente porque
podría entrenar y trabajar a nivel local.
Algunos de los pacientes mentales, “
defectuosas “, como lo fueron

VIII

cuenta la historia de un trastorno mental
del hospital que se convirtió en una
de su propia comunidad.

IX

Agradecimientos:
La Línea de Soo Histórico
Museo gustaría
agradecer a todos los primeros
funcionarios de la Weyburn Mental
del Hospital para su cuidado y
dedicación en el campo de la
enfermedad mental. También nos
gustaría agradecer a todos los
antiguos pacientes de su

XI

agradecimiento por todo el duro
trabajo del personal de diversos
departamentos en la instalación.
Debido a la enormidad del
personal que trabajaba allí, que
no son capaces de hablar de todos
los departamentos y empleados.
La Línea de Soo Histórico
Museo También me gustaría
agradecer a todos los ex-

XIV

 

Gracias a Access
Comunicaciones para el uso de
su cámara de vídeo, y
Corey para su edición. Gracias
a la virtud del libro de la bóveda
de una gran cantidad de
información, y estamos
especialmente agradecidos por el
los archivos del hospital
donado al Museo de

2004

PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SIÓN

“Si alguna vez una pieza de escritura podría producir odio de las masas, es esta una …. Este libro trata de mentiras y calumnias.” -Elie Wiesel, premio Nobel de Paz
 

Los Protocolos de los Sabios de Siónes la publicación antisemita más famosa y ampliamente distribuido de los tiempos modernos. Sus mentiras sobre Judios, que han sido repetidamente desacreditado, continúan circulando hoy en día, especialmente en Internet. Los individuos y grupos que han utilizado los Protocolos están unidos por un propósito común: diseminar el odio de los Judios.

Los Protocolos es totalmente una obra de ficción, escrita intencionalmente para culpar Judios para una variedad de males. Los que se distribuyen afirman que documenta una conspiración judía para dominar el mundo. La conspiración y sus presuntos líderes, los ancianos las llamadas de Sión, nunca existieron.

EL ORIGEN DE UNA MENTIRA

En 1903, las porciones de Los Protocolos de los Sabios de Sión fueron serializadas en un periódico ruso, Znamya (La Bandera). La versión de los Protocolos que ha perdurado y se ha traducido a docenas de idiomas, sin embargo, fue publicado por primera vez en Rusia en 1905 como un apéndice a El Grande en el Pequeño: La venida del Anticristo y el Dominio de Satán en la Tierra , por el escritor ruso Sergei Nilus y místicas.

Aunque el origen exacto de los Protocolos no se conoce, su intención era retratar Judios como conspiradores contra el Estado. En 24 capítulos, o protocolos, supuestamente actas de las reuniones de los líderes judíos, los Protocolos“describen” los “planes secretos” de Judios para dominar el mundo mediante la manipulación de la economía, el control de los medios de comunicación, y el fomento de los conflictos religiosos.

Tras la Revolución Rusa de 1917, el anti-bolcheviques emigrados llevó a los Protocolos a Occidente. Poco después, ediciones distribuido en toda Europa, Estados Unidos, América del Sur y Japón. Una traducción árabe apareció por primera vez en la década de 1920.

A partir de 1920, informó el diario automático del magnate Henry Ford, The Dearborn Independent, publicó una serie de artículos basados en parte en los Protocolos . El Judio Internacional, el libro que incluye esta serie, fue traducido al menos a 16 idiomas. Tanto Adolf Hitler y Joseph Goebbels, más tarde, el ministro nazi de Propaganda, elogió a Ford y La Organización Internacional Judio.

El fraude revelado

En 1921, el  London Times presentó pruebas concluyentes de que los Protocolos era un “plagio torpe.” El Times confirmó que los Protocolos habían sido copiados en gran parte de una sátira política francesa que no mencionaba Judios-Maurice JolyDiálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu (1864).Otras investigaciones revelaron que un capítulo de una novela de Prusia, Hermann Goedsche Biarritz (1868), también se “inspiró” los Protocolos .

LA ERA NAZI

ideólogo del partido nazi, Alfred Rosenberg introdujo Hitler a los Protocolos en la década de 1920, cuando Hitler estaba desarrollando su visión del mundo. Hitler se refirió a losProtocolos en algunos de sus primeros discursos políticos, y, a lo largo de su carrera, que explotó el mito de que “judeo-bolcheviques” conspiraban para controlar el mundo.

Durante los años 1920 y 1930, Los Protocolos de los Sabios de Sion jugó un papel importante en el arsenal de la propaganda de los nazis. El partido nazi publicó por lo menos 23 ediciones de los Protocolos entre 1919 y 1939. Después de la convulsión de los nazis al poder en 1933, algunas escuelas utilizan los protocolos de adoctrinar a los estudiantes.

El fraude revelado

En 1935, un tribunal suizo multó a dos líderes nazis para la circulación de una edición en alemán de los Protocolos en Berne, Suiza. El juez que preside en el juicio declaró que losprotocolos de ”calumnioso”, “falsificaciones obvias”, y “tonterías ridículas”.

El Senado de EE.UU. publicó un informe en 1964 declarando que los Protocolos eran “fabricados”. El Senado llamó a los contenidos de la Protocolos de ”galimatías” y criticó a quienes “vendían” los protocolos para el uso de la técnica de la propaganda lo mismo que Hitler.

En 1993, un tribunal ruso dictaminó que Pamyat, una organización nacionalista de extrema derecha, había cometido un acto antisemita al publicar los Protocolos .

A pesar de estas exposiciones repetidas de los Protocoloscomo un fraude, sigue siendo el texto antisemita más influyente de los últimos cien años, y continúa atrayendo a una gran variedad de individuos y grupos antisemitas.

LOS PROTOCOLOS DE HOY

De acuerdo con el Departamento de Estado de EE.UU. de “Informe sobre Antisemitismo Mundial” (2004), “El objetivo claro de la [ Protocolos ] es incitar al odio de los Judios y de Israel. “

En los Estados Unidos y Europa, neonazis, supremacistas blancos, y los negadores del Holocausto apoyar y difundir losprotocolos . Libros basados en los protocolos están disponibles en todo el mundo, incluso en países sin apenas Judios, como Japón.

Muchos libros de texto escolares en todo el mundo árabe e islámico enseñar a los Protocolos como un hecho.Innumerables discursos políticos, editoriales, e incluso dibujos animados para niños se derivan de los Protocolos . En el año 2002, patrocinado por el gobierno de Egipto, la televisión salió al aire una miniserie basada en los Protocolos , un evento condenado por el Departamento de Estado de EE.UU.. La organización palestina Hamas se basa en parte en losProtocolos para justificar su terrorismo contra civiles israelíes.

El Internet ha aumentado dramáticamente el acceso a losProtocolos . A pesar de que muchos sitios Web exponer losProtocolos como un fraude, la Internet ha hecho que sea fácil de utilizar los protocolos para difundir el odio de los Judios.Hoy en día, unos rendimientos de Internet típicos de búsqueda cientos de miles de sitios que difundir, vender, o debatir losprotocolos ni las exponga como un fraude.

 

La prevención del genocidio - ¿Qué es el genocidio?

1944

Fuente: http://www.ushmm.org

El crimen se nombre

Antes de 1944, existía una palabra para describir un asalto coordinado contra poblaciones civiles. Ese año, Raphael Lemkin, un jurista polaco-judío que había huido de la ocupación nazi en Polonia y llegó a los Estados Unidos en 1941, introdujo la palabra “genocidio” para dar el crimen un nombre.

Raphael Lemkin se prepara para una charla en la radio de las Naciones Unidas, probablemente entre 1947 y 1951. Foto de la ONU

1945-1946

Un nuevo, pero limitada, Sanción legal se emite

Las fuerzas aliadas codificó el principio general de “crímenes contra la humanidad” en la legislación aplicable y procesó a criminales nazis de guerra por las atrocidades que cometieron contra tanto propio como de los ciudadanos de otras naciones. Sin embargo, la ley fue limitada en su alcance, sólo se aplica a los crímenes cometidos durante un conflicto internacional. La Carta del Tribunal Militar Internacional (1945) define los crímenes de lesa humanidad como “asesinato, exterminio, esclavización, deportación y otros actos inhumanos cometidos contra cualquier población civil, antes o durante la guerra, o persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos en ejecución de o en conexión con cualquier crimen de la competencia del Tribunal, estén o no en violación del derecho interno del país donde hubieran sido perpetrados. “ La definición de crímenes contra la humanidad se perfeccionó durante el proceso de redacción del Estatuto de Roma (1998) que creó la Corte Penal Internacional.

Los acusados en el banquillo en el Tribunal Militar Internacional (IMT) el juicio de criminales de guerra, en Nuremberg, Alemania, noviembre de 1945. National Archives and Records Administration

1948

Una promesa internacional para prevenir y sancionar el genocidio se hace el

Debido en parte a los esfuerzos de Raphael Lemkin, la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio fue aprobada por unanimidad el 9 de diciembre de 1948.La Convención entró en vigor el 12 de enero de 1951, después de más de 20 países de todo el mundo lo han ratificado. La Convención define el genocidio como cualquiera de los siguientes actos cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente un grupo nacional, étnico, étnico, racial o religioso como tal: a. Matanza de miembros del grupo; b. Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo; c. Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial; d. Medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro del grupo; e. Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo.

El 14 de octubre de 1950, el número de países que firmaron la Convención sobre el Genocidio de las Naciones Unidas superó el 20 necesarios para que la convención entre en vigor, lo que hizo en enero de 1951. Varios delegados de los países signatarios: frente, de izquierda a derecha: Corea, Haití, Irán, Francia, Costa Rica, parte trasera, de izquierda a derecha: Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos, Secretario General, representante de Costa Rica, y Lemkin Raphael, principal defensor de la Convención . Foto de la ONU

1950-1990

La promesa queda insatisfecho

A pesar de las atrocidades masivas contra la población civil fueron cometidos en los años posteriores al Holocausto ya lo largo de la Guerra Fría, los mismos países que firmaron sus nombres a la Convención sobre el Genocidio apenas se considera que estos delitos constituyen genocidio.

No es un país invocó la Convención sobre el Genocidio, cuando los jemeres rojos (1975-79) el régimen en Camboya causó la muerte de alrededor de 1,7 millones de personas. Camboya se ratificó la convención en 1950. Estos prisioneros fueron enterrados en Tuol Sleng (Prisión de Seguridad 21), un centro secreto operado por los jemeres rojos en Phnom Penh, Camboya. Centro de Documentación de Camboya, Phnom Penh

Cristianismo y Fascismo - Iglesia Católica

Es muy controvertido el papel de la Iglesia católica al respecto. La intervención de los católicos en política había dado origen a partidos confesionales católicos como el Zentrum (Partido del Centro o Centro Católico de Heinrich Brüning en Alemania, con especial presencia en Baviera, donde tuvo una escisión, el Bayerische VolksPartei (Partido Popular de Baviera), y el Partito Popolare Italiano (Partido Popular Italiano de Don Sturzo y Alcide De Gasperi); ambos reprimidos por nazis y fascistas respectivamente. En Italia, el Vaticano promovió la sustitución de la militancia en el prohibido Partito Popolare por la de Acción Católica, cuya finalidad política era más discreta. Más adelante, el deseo de Mussolini de prohibir ésta fue frustrado por la encíclica papal Non Abbiamo Bisogno (No tenemos necesidad, 1931).

El mismo papa, Pío XI, que había condenado el agnosticismo de Maurras (1926), e incluso excomulgado a los miembros de Action Française (1927), tuvo no obstante una relación pública con Mussolini que podía verse como cálida (Pactos de Letrán, calificación de hombre enviado a nosotros por la Providencia, petición de voto a los fascistas en las elecciones de 1929), al tiempo que condenaba en la encíclica Dilectissima nobis el laicismo agresivo de la Segunda República Española;55 aunque se ha llegado a encontrar un apunte suyo en un diario secreto describiendo su oposición íntima a nazismo y fascismo.56

Pío XII siempre se ha visto como un personaje más tibio, menos expansivo y más contemporizador. Especialmente sus relaciones con Alemania (que conocía bien por haber sido allí nuncio apostólico) se han llegado a calificar de complicidad, especialmente por no condenar de modo claro el régimen nazi y la persecución de judíos desde un primer momento. No obstante, la encíclica Mit brennender Sorge (Con viva preocupación, de 14 de marzo de 1937), que redactó para Pío XI siendo aún solamente el Cardenal Pacelli, y que se leyó en las 11.000 iglesias católicas alemanas, contiene una alusión en términos genéricos a cuestiones que pueden interpretarse como alusiones al fascismo, nazismo o totalitarismo equiparándolos con la idolatría:

Todo el que tome la raza, o el pueblo, o el Estado, o una forma determinada del Estado, o los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana [...] y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios.

La identificación de Pío XII y la iglesia católica española (sometida a una violentísima represión que llegó a calificarse de persecución religiosa) con el bando sublevado en la Guerra Civil Española (calificada de Cruzada) y el régimen franquista posterior fue explícito (Carta colectiva de los obispos españoles, Concordato español de 1953), llegándose a acuñar el término nacionalcatolicismo para definir uno de sus rasgos ideológicos y una de las principales familias que le sustentaban. También se levantó la excomunión a Action Française (1939). Entre tanto, importantes intelectuales franceses católicos anteriormente cercanos a ese movimiento, como Georges Bernanos y Jacques Maritain, se habían distanciado de él y pasaron a oponerse al fascismo.

La postura del Vaticano en la Segunda Guerra Mundial comenzó por una débil condena de la invasión de Polonia (país fuertemente católico) que los aliados consideraron demasiado cautelosa. El mantenimiento de una postura neutral y los intentos de mediación fueron interpretados como un apoyo oculto a Alemania, al marginar en ellos a Estados Unidos y la Unión Soviética.57 De hecho, desde el Vaticano se atribuye a la propaganda soviética el mantenimiento de esta acusación.58 También ha causado algunos problemas con las relaciones entre el Vaticano y el estado de Israel.59

Tras la derrota de las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial, muchos criminales de guerra huyeron a Suiza y a Argentina con la ayuda de religiosos católicos (algunos con pasaportes del Vaticano y disfrazados de sacerdotes).60 Como también la iglesia católica ayudó a judíos, y personas de todas las nacionalidades recibieron salvoconductos, se especula con que el Vaticano tuviese algún conocimiento respecto a la situación de las minorías religiosas y étnicas dentro de Alemania e Italia antes del final de la guerra, a diferencia de otros gobiernos aliados. Tal situación se ha considerado en algunos casos como ejemplo de una actitud de la Iglesia comprometida con los perseguidos; en otros casos se ha criticado que, teniendo noticia de las atrocidades que se cometían, no condenase expresamente los regímenes nazi y fascista durante la guerra. También se ha investigado la relación de monasterios y otras instituciones católicas con el trabajo esclavo al que se sometió a distintos colectivos.61

En 1998 el papa Juan Pablo II realizó una autocrítica de la postura del Vaticano ante el Holocausto, pidiendo perdón; aunque defendió a Pío XII, cuyo proceso de beatificación inició al mismo tiempo.62 63

Aliados de la Segunda Guerra Mundial

Los Aliados fueron los países opuestos oficialmente a las Fuerzas del Ejedurante la Segunda Guerra Mundial.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

Mapa de los países participantes en la Segunda Guerra Mundial.      Aliados      Aliados tras el ataque a Pearl Harbor      Potencias del Eje      Países neutrales

Preludio

Artículo principal: Segunda Guerra Sino-japonesa.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, la República de China ya se encontraba luchando contra el Imperio de Japón desde1937.

Durante los años 1900 el gobierno del Kuomintang fue asistido por la Unión Soviética, la cual ayudó a reorganizar el partido junto al modelo leninista de la unificación del partidoEstado y ejército. Sin embargo, tras la unificación de China, el generalísimo Chiang Kai-Shek purgó a los izquierdistas de su partido y rehusó aliarse con el Partido Comunista de China para luchar contra los nipones; en su lugar, optó por luchar con ambos a la vez. Siguió siendo así aún después del incidente de Mukden y el régimen títere de Manchuriaestablecido por las tropas japonesas en 1931. Las campañas anticomunistas de Chiang continuaron mientras luchaba en conflictos pequeños e incesantes contra Japón a lo largo de los años 30. China no logro ver perder sus territorios ante Japón pedazo por pedazo en este periodo.

En los primeros años de la década de los años 30Alemania y China se hicieron socios muy cercanos en las áreas del intercambio industrial y militar. La Alemania Nazi proveyó la más grande proporción de importaciones de armas y pericia técnica chinas. Después del incidente del puente de Marco Polo del 7 de julio de 1937, China y Japón se enfrascaron en una guerra a gran escala que duró hasta 1945. En un principio, Alemania no denunció los crímenes de guerra en China, tales como la Masacre de Nanking de 1937. No obstante, Alemania reconoció también que Japón era más capaz de luchar contra la Unión Soviética, y la cooperación con China se rompió en mayo de 1938. La Unión Soviética, deseando mantener a China en la lucha contra Japón, apoyó a China con algo de asistencia militar hasta 1941, hasta que cesó la lucha con Japón para así prepararse para la guerra contra Alemania.

A pesar de que China había estado luchando más tiempo que cualquiera de las fuerzas aliadas, sólo se unió a los Aliados, de manera oficial, después del ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. Chiang Kai-shek sintió que la victoria aliada estaba asegurada con la entrada de los Estados Unidos en la guerra y declaró la guerra a Alemania y a las otras naciones del Eje. Sin embargo, la ayuda aliada permaneció baja mientras se cerraba el camino a Birmania y sufrieron una serie de derrotas militares contra Japón en el comienzo de la campaña. El grueso de ayuda militar no llegaría hasta la primavera de 1945. Más de 1.5 millones de tropas japonesas fueron atrapadas en el teatro de operaciones de China; las tropas que de otra manera pudieron haber sido desplegadas en otra parte, tenían a China colapsada e hicieron una paz separada con Japón.

Se forman las alianzas clave

El 1 de septiembre de 1939, con la invasión de Alemania a Polonia dio inicio la Segunda Guerra Mundial. Gran BretañaFranciaAustralia y Nueva Zelandadeclararon la guerra a Alemania el 3 de ese mismo mes. NepalTerranovaTonga,Sudáfrica y Canadá se unieron en los días posteriores. El 17 de septiembre, la URSS invadió Polonia desde el este y el 30 de noviembre, los soviéticos atacaronFinlandia. Al año siguiente, la URSS se anexó los estados bálticos (Estonia,Letonia y Lituania) junto con partes de Rumania. El pacto germano-soviético llegó a su fin con la invasión alemana a la URSS, el 22 de junio de 1941.

Los Estados Unidos se unieron a los Aliados tras el ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. En la Declaración de las Naciones Unidas, el 1 de enero de 1942, se unieron oficialmente 26 naciones como aliadas (la declaración formó también las bases para la ONU). Países como México y Brasil se unieron a la guerra por ataques por parte de los alemanes a sus navíos, aportando a la guerra participación significativa.

Brasil fue el único país latinoamericanos en enviar tropas a Europa. Un total de casi 26.000 soldados brasileños lucharon en el frente italiano y francés; mientras que México envió al Escuadrón 201 para observaciones, bombardeos y ametrallamiento de posiciones japonesas, vehículos en convoy y emplazamientos de artillería enFilipinas y Formosa, y pactó y con Estados Unidos el envío de trabajadores mexicanos a los campos agrícolas y fábricas para compensar la falta de mano de obra debido al correspondiente reclutamiento estadounidense.

La alianza informal de los tres grandes —Reino Unido, la Unión Soviética y los Estados Unidos— surgió en la última mitad de la guerra y sus decisiones determinaron la estrategia aliada alrededor del mundo.

La etapa fascista

Artículo principal: España en la Segunda Guerra Mundial.

 FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

 

Franco junto a Heinrich Himmler en 1940.

La primera etapa de la dictadura franquista se caracterizó por su acercamiento al fascismo italiano y el nacionalsocialismo alemán y las personales aspiracionesimperialistas de Franco:177 178 179

Hemos hecho un alto en la batalla, pero solamente un alto en la batalla. No hemos acabado nuestra empresa. No se ha derramado sangre de nuestros hermanos para volver a los tiempos blanduchos que nos trajeron los tristes días de Cuba y Filipinas. No queremos volver al siglo XIX. Hemos derramado la sangre de nuestros muertos para hacer una nación y forjar un imperio.

Franco en el 4º aniversario del alzamiento, 17 de julio de 1940.180

El 27 de marzo de 1939 Franco había firmado el acuerdo Anti-Komintern junto a Hitler y Mussolini y el 31 de marzo el tratado de amistad hispanoalemana. El 8 de mayo Franco sacó a España de la Sociedad de Naciones y ese verano programó dos visitas, una a Mussolini en Italia y otra a Hitler enBerlín, visitas que se pospusieron por el estallido de la Guerra. Hitler le expresó a Franco sus deseos de sumarse al Eje, pero Franco le planteó que España necesitaba tiempo para recuperarse militar y económicamente, y remodeló su gobierno incorporando a él falangistas y simpatizantes del Eje. Hitler diría que junto a Mussolini, Franco era el único aliado seguro. Declarada la guerra, Franco lamentó que se hubiese declarado demasiado pronto y adoptó una posición de neutralidad ante la invasión de Polonia, haciendo un llamamiento a la neutralidad a las grandes potencias. Era evidente que sus llamamientos a la paz trataban de ayudar al Eje, y hace más difícil a las demás potencias la intervención en defensa de Polonia.181 Posteriormente, cuando en junio de 1940 Italia entra en guerra al lado de Alemania, a instancias de Mussolini, Franco cambia su declaración de neutralidad por la de no-beligerancia.182 Con motivo da la caída de Francia, Franco felicitó a Hitler:

Querido Führer: En el momento en que los ejércitos alemanes bajo su dirección están conduciendo la mayor batalla de la historia a un final victorioso, me gustaría expresarle mi admiración y entusiasmo y el de mi pueblo, que observa con profunda emoción el glorioso curso de la lucha que ellos consideran propia. [...] No necesito asegurarle lo grande que es mi deseo de no permanecer al margen de sus cuitas y lo grande que es para mi satisfacción al presentarle en toda ocasión servicios que usted estima como valiosos.

Carta de Franco enviada Hitler el 3 de junio con motivo de la caída de Francia.183

En un principio Hitler desestimó el ofrecimiento de Franco, pero las dificultades que encontró en su guerra contra Inglaterra le hicieron pensar en la conveniencia de que España se incorporara al conflicto. El 8 de agosto, Berlín elaboró un informe sobre los costes y beneficios de la entrada de España en la guerra. España, sin la ayuda de Alemania difícilmente soportaría el esfuerzo bélico. Con esta previsión, la ventaja se centraba en la supresión de las exportaciones españolas de minerales a Inglaterra, el acceso de Alemania a minas de Hierro y cobre de propiedad inglesa en España y el control del estrecho de Gibraltar. Los inconvenientes serían: una previsible ocupación inglesa de las islas Canarias y Baleares, la ampliación de Gibraltar, la posible conexión de las fuerzas británicas con las francesas en Marruecos y la necesidad de abastecer a España de productos de primera necesidad y combustible (ya que España se abastecía en terceros países de estas materias); también, la necesidad de rearmarla, añadiendo las dificultades que las carreteras estrechas y el diferente ancho de vía supondrían para el transporte de material bélico.184 Un segundo estudio pormenorizado de la ayuda que España necesitaría para entrar en la guerra desanimó a los alemanes. Ese verano existieron numerosos contactos entre España y Alemania. El entusiasmo que mostró Franco ante la entrada de España en la guerra, que con el posterior reparto deÁfrica colmaría sus ambiciones imperialistas, contrastó con el escepticismo mostrado por Alemania.185

El 23 de octubre de 1940, Franco acudió al histórico encuentro con Hitler en Hendaya con la esperanza de obtener una adecuada recompensa a sus reiteradas ofertas de unirse al Eje. Posteriormente sus propagandistas afirmarían que Franco contuvo brillantemente a las hordas nazis en Hendaya manteniendo a raya a un Hitler amenazador. De hecho, el examen del encuentro no indica una presión desmesurada por parte de Hitler a favor de la beligerancia españolaSerrano Súñer, comentaría que, ante las expectativas de poder anexionarse Marruecos, Franco estaba como “un niño ilusionado, encariñado con lo que había sido su deseo de siempre: el mundo en el que se había formado como gran jefe militar”.186 El encuentro se prolongó durante varias horas. Las exigencias coloniales de Franco, que chocaban con otros intereses de Hitler, no fueron atendidas por éste; y Hitler no consiguió flexibilidad por parte de Franco en sus pretensiones. Ambos comentarían la reunión en tono despectivo. Hitler diría que “con estos tipos no hay nada que hacer” y que preferiría que le sacasen tres o cuatro muelas antes que volver a conversar con Franco. Por su parte, Franco comentaría a Serrano Suñer que: “Es intolerable esta gente; quieren que entremos en guerra a cambio de nada”.187

Todavía, en el verano de 1941 Franco confiaba plenamente en la victoria del Eje:

Yo quisiera llevar a todos los rincones de España la inquietud de estos momentos, en que con la suerte de Europa se debate la de nuestra nación, y no porque tenga dudas de los resultados de la contienda. La suerte está echada. En nuestros campos se dieron y ganaron las primeras batallas.[...] Se ha planteado mal la guerra y los aliados la han perdido.

Discurso ante el Consejo Nacional de FET, 17 de junio de 1941.188

Con el fin de la guerra y la derrota de Alemania e Italia se desvanecieron las aspiraciones imperialistas de Franco y su intento fascista.Si bien el naciente régimen político franquista asumió plenamente la decisión de crear ex novo un estado totalitario alternativo al liberal-democrático, al igual que sus aliados naturales: el fascismo italiano y el nacionalsocialismo alemán, no pudo consumar su sueño, y la derrota de Hitler y Mussolini primero, el aislamiento internacional y la guerra fría después, le obligaron a renunciar a sus objetivos forzándole a renunciar al “ideal totalitario” en beneficio del “autoritarismo pragmático”.189

Colaboracionismo

Colaboracionismo

 FUENTE: http://es.wikipedia.org

La palabra colaboracionismo deriva del francés collaborationniste, término atribuido a todo aquello que tiende a auxiliar o cooperar con el enemigo. Entendida como forma de traición, se refiere a la cooperación del gobierno y de los ciudadanos de un país con las fuerzas de ocupación enemiga. La actitud opuesta al colaboracionismo -la lucha contra el invasor- es representada históricamente por los movimiento de resistencia.

Por Resistencia francesa se entiende el conjunto de los movimientos y organismos de resistencia franceses frente a la ocupación nazi de Francia y al gobierno colaboracionista de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial.

Comprende por un lado la Resistencia exterior que se organiza en torno al general De Gaulle a partir de junio de 1940 y que engloba a las Fuerzas Francesas Libres (en francés:Forces françaises libres, FFL), y por otro lado a los movimientos de Resistencia interior, conocida como la Resistencia (en francésRésistance intérieure française o La Résistance), que van apareciendo durante el periodo de ocupación alemana y que se federarán progresivamente. La Francia Libre de De Gaulle y el conjunto de la Resistencia Interior Francesa se unen en 1942 para conformar la Francia Combatiente (en francésFrance Combattante o Forces Françaises Combattantes), término que a partir de ese momento sustituye oficialmente al de Francia Libre. En 1943, se unen al Comité Francés de Liberación Nacional instalado en Argel, para conformar el Ejército Francés de Liberación que combatirá al lado de los Aliados hasta la liberación de todo el territorio francés.

Los “colaboracionistas’” suelen serlo por diferentes motivos: por afinidad ideológica, por simpatía por el enemigo, o por coincidencia en los objetivos, aunque también pueden ser por coacción o incluso por miedo. En otros casos, los colaboracionistas esperan obtener ganancias, enriquecimiento y/o favores del enemigo.

El término fue introducido durante la República de Vichy (1940-1944) en la Francia ocupada, por el propio Mariscal Pétain que, en un discurso radiofónico pronunciado el 30 de octubre de 1940, exhortó a los franceses a colaborar con el invasor nazi. Posteriormente la palabra paso a designar la actitud de gobiernos de países europeos que apoyaron la ocupación nazi, durante la Segunda Guerra Mundial.

Otros ejemplos de colaboracionismo ocurrieron en mayor o menor grado en BélgicaPaíses BajosGreciaCroaciaEslovaquia,Hungría y en Noruega, donde Vidkun Quisling encabezó un gobierno afín a la Alemania nazi. Precisamente, el término Quisling se convirtió en varios idiomas en sinónimo de colaboracionista.

También hubo colaboracionismo durante la Segunda Guerra Mundial en los territorios soviéticos, donde nacionalistas bálticos y ucranianos colaboraron con las tropas de Adolf Hitler.

Vidkun Quisling

VIDKUN QUISLING
Vidkun Quisling
Vidkun Quisling en Oslo (1942)

1 de febrero de 1942 – 9 de mayo de 1945
Predecesor Johan Nygaardsvold
Sucesor Johan Nygaardsvold

Coat of Arms of Norway.svg
MINISTRO DE DEFENSA DE NORUEGA
1931 – 1933
Predecesor Torgeir Anderssen-Rysst
Sucesor Jens Isak de Lange Kobro

DATOS PERSONALES
Nacimiento 18 de julio de 1887
Fyresdal Norge-Unionsflagg-1844.svg Suecia-Noruega
Fallecimiento 24 de octubre de 1945 (58 años)
Oslo Bandera de Noruega Noruega
Partido Nasjonal Samling
Cónyuge Alexandra Andreevna Voronina
Profesión Político y militar

Vidkun Abraham Lauritz Jonssøn Quisling (18 de julio de 1887 - 24 de octubre de1945) fue un militar y político noruego.

Ocupó el cargo de Primer Ministro en la Noruega ocupada por la Alemania nazi a partir de febrero de 1942 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Frente a éste estaba el Gobierno noruego en el exilio, reconocido por los Aliados y presidido por Johan Nygaardsvold, que permanecía en Londres. Después de la guerra fue juzgado por alta traición y ejecutado posteriormente.

Revolución rusa

LA REVOLUCIÓN EN RUSIA DE 1917

 FUENTE: http://es.wikipedia.org

El término Revolución rusa agrupa a todos los sucesos que condujeron de manera espontánea al derrocamiento del régimen zarista y a la instauración preparada de otro leninista a continuación entre febrero y octubre de 1917. En gran medida inducida por la Primera Guerra Mundial,1 la Revolución rusa fue un acontecimiento decisivo y fundador del “corto siglo XX”2 abierto por el estallido del macroconflicto europeo en 1914 y cerrado en 1991 con la caída de la Unión Soviética. Objeto de simpatías y de inmensas esperanzas por unos (Jules Romains la describió como “la gran luz en el Este” y François Furet como “el encanto universal de octubre”), también ha sido objeto de severas críticas, de miedos y de odios viscerales.3 Sigue siendo uno de los acontecimientos más estudiados y más apasionadamente discutidos de la historia contemporánea.

Situación de Rusia antes de la revolución

Artículo principal: Revolución rusa de 1905.

Previamente a 1917, el antiguo Imperio ruso se regía bajo un régimen zaristaautocrático y represivo desde hacía diez siglos.

La abolición de la servidumbre promulgada en 1861 por parte del zar Alejandro II fue la primera muestra de las fisuras del antiguo sistema feudal. Una vez liberados, los antiguos siervos se desplazaron a las ciudades, convirtiéndose así en mano de obra industrial.

Petrogrado (actual San Petersburgo), capital del Imperio ruso en aquella época y cuna de las tres revoluciones.

Tras la escolarización llevada a cabo unos años antes, algunos obreros habían sido conquistados por los ideales marxistas y otros pensamientos revolucionarios. Sin embargo, el poder zarista se mostró inmóvil. En los siglos XIX y XX, varios movimientos organizados por miembros de todas las clases sociales (estudiantes u obreros, campesinos o nobles) trataron de derrocar al gobierno sin éxito. Algunos, recurrieron al terrorismo y a los atentados políticos, convirtiéndose los movimientos revolucionarios en objeto de durarepresión llevada a cabo por la todopoderosa Ojrana, la policía secreta del zar. Muchos revolucionarios fueron encarcelados o deportados, mientras que otros lograron escapar y unirse a las filas de los exiliados. Desde esta perspectiva, la Revolución de 1917 es la culminación de una larga sucesión de pequeñas revueltas. Las reformas necesarias, que ni las insurrecciones campesinas, los atentados políticos y la actividad parlamentaria de laDuma habían logrado, desembocaron en una revolución impulsada por el proletariado.

En 1905, tuvo lugar una primera revolución tras la derrota rusa ante Japón en la guerra Ruso-Japonesa. El 22 de enero, se convocó una manifestación en San Petersburgo para exigir reformas al zar Nicolás II, siendo esta duramente reprimida, en lo que se conoce como el Domingo Sangriento. Se trató de un intento del pueblo ruso de liberarse de su zar y se caracterizó por los levantamientos y la huelga por parte de los trabajadores y los campesinos. Estos formaron los primeros órganos de poder independientes de la tutela del Estado: los sóviets.

A comienzos del siglo XX, el desarrollo de la industria rusa era cada vez mayor, favoreciendo el crecimiento de las ciudades y una creciente efervescencia cultural: el antiguo orden social se tambaleaba, agravando las dificultades de los más pobres. Las industrias florecían, y la creciente clase obrera se aglutinaba principalmente en las ciudades pero la prosperidad del país no había tenido beneficio alguno para la población.

La economía en su conjunto seguía siendo arcaica.4 El valor de la producción industrial en 1913 era dos veces y media menor que el de Francia, seis veces menor que el de Alemania y catorce veces menor que el de Estados Unidos.5 La producción agrícola continuaba siendo deficiente y la falta de transportes paralizaba cualquier intento de modernización económica.6 El PIB per cápita en aquella época era inferior al de Hungría o al de España y aproximadamente suponía una cuarta parte del de Estados Unidos.7 Además, el país estaba dominado sobre todo por capital extranjero, poseyendo este casi la mitad de las acciones rusas.8 El proceso de industrialización fue violento y mal aceptado por los campesinos que habían sido bruscamente proletarizados. La clase obrera naciente, aunque numéricamente pequeña, se concentraba en las grandes zonas industriales, lo que facilitó la creciente concienciarevolucionaria.9

Rusia seguía siendo un país esencialmente rural (el 85% de la población vivía en zonas rurales). Si bien una parte de los campesinos, los kulaks, se había enriquecido y constituido una especie de clase media rural con el apoyo del régimen; el número de campesinos sin tierra había aumentando, creando así un auténtico proletariado rural receptivo a ideas revolucionarias. Incluso después de 1905, un diputado de la Duma señaló que en muchos pueblos, la presencia de chinches y cucarachas en los hogares se percibía como signo de riqueza.10

La Wehrmacht

La Wehrmacht (Acerca de este sonido escuchar (?·i), «Fuerza de Defensa» en alemán) era el nombre de lasfuerzas armadas unificadas de la Alemania nazi desde 1935 a 1945, surgida tras la disolución de la Reichswehr, fuerzas armadas de República de Weimar, por el régimen nazi.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

Estructura y composición

La Wehrmacht (Der Heeres) estaba compuesta por el Heer (ejército), la Kriegsmarine (marina de guerra) y la Luftwaffe (fuerza aérea). La Waffen-SS, el brazo armado de las SS (la organización paramilitar del Partido Nazi), se convirtió de facto en la cuarta rama de laWehrmacht, ya que se expandió de 3 regimientos a 38 divisiones en los años 1940. Y aunque las SS eran autónomas y existían de forma paralela a la Wehrmacht, las unidades de lasWaffen-SS eran puestas bajo el control operacional del Alto Mando de la Wehrmacht (Oberkommando der Wehrmacht, OKW) o del Alto Mando del Ejército (Oberkommando des Heeres, OKH).

Historia

La Reichswehr era el ejército de la República de Weimar y heredero del derrotado ejército imperial alemán. Ernst Röhm, jefe de la organización paramilitar Sturmabteilung (SA), pretendió que esta organización fuese aceptada en las filas de la Reichswehr, a lo que se oponía el alto mando militar con contundencia y en especial Hitler, por lo que Hitler hizo suyas las exigencias de los militares, ya que aún no los dominaba y temía que provocasen un golpe militar. Hitler intentó dialogar con Rhöm acerca de que su postura se alejaba del cauce que el caudillo alemán trazaba, al no obtener resultado, Rhöm fue considerado peligroso para la estabilidad del regimen nazi y en consecuencia fue eliminado por asesinato.

Después de la noche de los cuchillos largos y el asesinato de Röhm, de sus seguidores y en paralelo de un alto mando militar y su esposa que nada tenían que ver con la ideología de los asesinados, Hitler, al comprobar la satisfacción por la eliminación de los jefes de la SA de la Reichswehr y su nula protesta por el asesinato de su compañero y su mujer, comprobó que la criminalización del mando de la Reichswehr era un hecho factible, organizando la Wehrmacht tras la disolución del anterior ejército que pasó a llamarse Wehrmacht. Entre los organizadores del nuevo ejército se encontraban los generales Heinz Guderianvon Reichenau y Jodl. La modernización incluyó el uso del arma blindada como caballo de combate junto a la infantería, nuevas y agresivas tácticas de combate y modernización del mando. Se pasaron a la obsolecensia las tácticas de trincheras, y se reemplazó por la innovadora táctica Blitzkrieg o guerra relámpago cuyo mentor era Heinz Guderian. Se integró la artillería mecanizada a la infantería. Se incluyeron en sus filas nuevos oficiales con más amplio grado de iniciativa. El armamento tuvo un cambio radical, con el empleo de ametralladoras más ligeras y fáciles de transportar, la organización de escuadrones móviles de asalto, escuadrones de logística, así como una cadena de mando, la cual aun siendo monolítica, permitía la autonomía de acción a escuadrones sin oficiales al mando, si estos llegaban a faltar o caer. Muchos ejércitos del mundo han copiado la base de esta organización.

Hacia 1939, el ejército alemán de línea contabilizaba alrededor de 3.200.000 soldados y durante toda la II Guerra Mundial combatieron por Alemania más de 12 millones de soldados de diversas nacionalidades. A pesar de lo que se ve en las películas, en el ejército alemán se usaba el saludo militar regular, hasta el atentado de julio de 1944, en el que se impuso el «saludo romano», fascista, con el brazo en alto.

WEHRMACHT
Balkenkreuz.svg
La Balkenkreuz, una versión estilizada de la Cruz de Hierro, era el emblema de la Wehrmacht.

 

 


ACTIVA 19351945
PAÍS Bandera de Alemania nazi Alemania nazi
FIDELIDAD Bandera de Alemania nazi Tercer Reich
TIPO Ejército
TAMAÑO 18.200.000
PARTE DE Heer
Kriegsmarine
Luftwaffe
Waffen-SS (desde 1940)
Volkssturm (desde 1944)
ACUARTELAMIENTO Zossen
COMANDANTES
COMANDANTES
NOTABLES
Wilhelm Keitel
Karl Dönitz
Hermann Göring
INSIGNIAS
SÍMBOLO DE
IDENTIFICACIÓN
Balkenkreuz.
INSIGNIAS PARA EL CASCO UTILIZADAS POR EL HEER. Insignia casco Wehrmacht.
CULTURA E HISTORIA
PATRÓN Adolf Hitler
COLORES Feldgrau
GUERRAS Y BATALLAS
Guerra Civil Española
Segunda Guerra Mundial

 

Ideología del régimen

Desde una perspectiva internacional, el nazismo había tomado una gran parte de la base ideológica del fascismo que se desarrolló originalmente en Italia con Benito Mussolini. Ambas ideologías participan del uso político del militarismo, elnacionalismo, el anticomunismo, la aprobación de la violencia como método político y el empleo de fuerzas paramilitares como apoyo del régimen, y ambas estaban destinadas a la creación de una dictadura dirigida por el Estado. Los nazis, sin embargo, estaban mucho más centrados en el tema de la «pureza racial» que los fascistas en Italia. Los nazis tenían también la intención de crear un Estado totalitario por completo, a diferencia de los fascistas italianos, que permitieron un mayor grado de libertades privadas para sus ciudadanos, aunque sin tolerar disidencia alguna. Estas diferencias posibilitaron, por ejemplo, a la monarquía italiana seguir existiendo bajo el régimen fascista, así como conservar algunas competencias oficiales.

La naturaleza totalitaria del partido nazi fue uno de sus principales postulados. Los nazis sostenían que absolutamente todos los grandes logros en el pasado de la nación alemana se asociaban con los ideales del nacional-socialismo, incluso antesde que la ideología oficial existiera, mientras que todas las creaciones culturales como la literatura, la música, la pintura, la historia y las ciencias exactas debían quedar sujetas a la censura del partido Nazi, quien dictaba lo que todo alemán debía aceptar y creer, controlando cada aspecto de la vida de la población alemana, incluyendo jóvenes y niños. A la vez, la propaganda nazi buscaba la consolidación de los ideales nazis y los éxitos del régimen del «líder» o FührerAdolf Hitler, quien fue retratado como el presunto genio detrás del éxito del partido nazi de Alemania y salvador de la nación, así como líder supremo a quien no debía cuestionarse. Hitler tuvo la capacidad de captar la atención del público a través de sus poderosos discursos y esto le ayudó a ganar un culto a la personalidad por parte de sus seguidores.

 

Marcha al «Congreso del partido del Imperio» (Reichsparteitag) en 1935.

Para intimidar al Estado alemán y a los otros partidos políticos, el partido nazi dependía de una fuerza paramilitar, lasSturmabteilung (SA) o «Tropas de asalto» que se utilizaba principalmente para atacar a la oposición de izquierda, a los demócratas, a judíos y otros grupos minoritarios o de oposición. La violencia de las SA causó antes de 1933 un clima de temor en las ciudades. Las SA también contribuyeron a atraer a un gran número de jóvenes desempleados y alienados al Partido Nazi.

Los nazis hicieron suyo el concepto de Großdeutschland, o la «Gran Alemania», y consideraron que la incorporación de los pueblos germánicos en una sola nación era un paso de vital importancia para su éxito y prosperidad, sin importar que para ello se atacase a otras naciones: ello se justificaba en la doctrina del «espacio vital» (Lebensraum), donde los nazis afirmaban queAlemania necesitaba supuestamente más territorio para desarrollarse plenamente y, por ello, invocaban el presunto derecho de Alemania de agredir a otras naciones para obtener más territorio.

Con esta idea el régimen nazi exigió concentrar en un solo Estado (el Tercer Reich) a todos los individuos de «etnia alemana» de Europa, aún cuando estuvieran dispersos en otros países. En contraposición, la presencia de población de origen germano era un pretexto nazi para aumentar el territorio de Alemania: así sucedió con la anexión de Austria en el Anschluss o la destrucción de Checoslovaquia tras los Acuerdos de Múnich, en el primer caso con el objetivo de unir a dos naciones del mismo origen étnico, y en el segundo con el pretexto de «proteger a la minoría étnica alemana»[cita requerida] que vivía en territorio checo. Finalmente esta ideología llevó al extremo de proyectar la colonización de extensas áreas de PoloniaRusia y Ucrania con campesinos alemanes, para lo cual se esclavizaría a las poblaciones nativas y luego se exterminaría o deportaría a los individuos «excedentes».

 

El racismo era un aspecto importante de la sociedad y la política en el Tercer Reich, determinando la persecución y asesinato de los alemanes de origen judío, y luego de otras minorías étnicas como los gitanos. Los nazis también combinaron el antisemitismo con su «lucha contra la ideología comunista» y consideraron que el movimiento de izquierda, así como el capitalismo de mercado, eran la labor de una «Conspiración de los judíos», como justificación al exterminio de dicha etnia. Se refirieron así a este movimiento con la terminología «revolución judío-bolchevique de subhumanos».[cita requerida] Esta clase de ideas se manifiesta en el desplazamiento, internamiento y, más tarde, el exterminio sistemático de un número estimado de 11 a 12 millones de personas. Aproximadamente la mitad de estas víctimas que murieron a lo largo de la Segunda Guerra Mundial fueron judíos, en lo que es históricamente recordado como el Holocausto (Shoah), y otro grupo enorme de 100.000 a 1.000.000 de gitanos, que fueron asesinados en el Porraimos u «holocausto de los gitanos». Otras víctimas de la persecución nazi incluían comunistas, socialistas, anarquistas, negros,2 3 opositores políticos en general, homosexuales,4 disidentes religiosos como los Testigos de Jehová, clérigos protestantes que rechazaban la ideología violenta del régimen, y masones.

Gueto,bajo el nazismo,Estados Unidos

Guetos bajo el nazismo

Durante el régimen nazi, Alemania reintrodujo el sistema de “guetos” en Europa Oriental (Jüdischer Wohnbezirk o Wohngebiet der Juden, en alemánbarrio judío) para confinar a la población judía, y a veces también a la población gitana, lo cual facilitó su control por parte de los nazis.

Los habitantes de los guetos de Europa del Este fueron transportados desde diferentes partes de Europa, privados de cualquier derecho, hacinados en pésimas condiciones, mal alimentados y obligados a trabajar para la industria bélica alemana. Siendo progresivamento deportados a campos de exterminio durante el Holocausto. De hecho el sistema de guetos constituía el primer paso del proceso de deportación y exterminio de los judíos de Europa.

El 21 de junio de 1943 se emitió el decreto de Heinrich Himmler, ordenando la disolución de todos los guetos en Europa Oriental, su transformación en campos de concentración y la deportación de sus ocupantes a Campos de exterminio.

ESTADOS UNIDOS

HISTORIA

El desarrollo de guetos en los Estados Unidos está estrechamente asociado con olas de inmigración y a la migración urbana interna. Los inmigrantes irlandeses y alemanes del siglo XIX fueron los primeros grupos étnicos en formar enclaves étnicos en ciudades de los Estados Unidos. Esto fue seguido por un gran número de inmigrantes del Sur y del este de Europa, incluyendo muchos italianos y polacos entre 1880 y 1920. Estos inmigrantes europeos luego estarían más segregados que los negros en el siglo XX.3 La mayoría de ellos permanecieron en sus comunidades de inmigrantes establecidos, pero ya en la segunda o tercera generación, muchas familias pudieron trasladarse a una mejor vivienda en los suburbios tras la Segunda Guerra Mundial, ya que se adaptaron y prosperaron.

Estas áreas incluyen el gueto étnico Lower East Side en Manhattan, Nueva York, que más tarde se hizo famoso por el predominio de judíos, y el East Harlem, que se convirtió en sede de una gran comunidad puertorriqueña en la década de 1950. Las Pequeñas Italias llegaron a todo el país con el predominio de guetos italianos. Muchos inmigrantes polacos se trasladaron a secciones como Pilsen de Chicago y Polish Hill de Pittsburgh, y Brighton Beach es el hogar de la mayoría de los inmigrantes rusos y ucranianos.

En los Estados Unidos, entre la abolición de la esclavitud y la promulgación de las leyes de derechos civiles de la década de 1960, las costumbres discriminatorias (a veces codificadas en la ley, o a través de las líneas rojas) obligó a menudo a que los afroamericanos de las ciudadades vivieran en barrios específicos, que llegaron a ser conocidos como “guetos”.

GUETOS AFROAMERICANOS

 

 

Gueto en South Side, Chicago, mayo de 1974.

Las zonas urbanas en los Estados Unidos a menudo pueden clasificarse como “negras” o “blancas”, con habitantes pertenecientes principalmente a un grupo racial homogéneo.4 Cuarenta años después de la era de los derechos civiles estadounidense (1955–1968), la mayor parte de los Estados Unidos sigue siendo una sociedad segregada en la que blancos y negros habitan diferentes barrios. Muchos de estos barrios se encuentran en ciudades del Norte donde los afroamericanos se trasladaron durante la Gran Migración (1914–1950) un período en que más de un millón5 de afroamericanos se trasladaron de la zona rural del sur estadounidense para escapar del racismo, buscar oportunidades de empleo en entornos urbanos y procurar lo que se consideraba una vida mejor en el norte.5 En el medio oeste, los barrios fueron construidos sobre los altos salarios de manufactura de trabajos sindicalizados, los cuales se secaron por la demanda durante el declive de la industria y la consiguiente reducción de las fábricas de acero, plantas de automóviles y otras fábricas a partir de la década de 1970.3 La segregación aumentó en la mayor parte de las ciudades que tenían una gran inmigración negra y por tanto agobiando la decadencia económica, personificada en ciudades como Gary, Indiana.6

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, muchos blancos estadounidenses comenzaron a mudarse de las ciudades a las comunidades suburbanas más recientes, un proceso conocido como el vuelo blanco. El vuelo blanco ocurrió, en parte, como una respuesta a los negros que se mudaban a los vecindarios urbanos blancos.6 7 Las prácticas discriminatorias, especialmente las destinadas a “preservar” los emergentes suburbios blancos, limitó la capacidad de los negros para pasar de las ciudades a los suburbios, incluso cuando económicamente podían permitírselo. En contraste con esto, el mismo período en la historia marcó una masiva expansión suburbana disponible principalmente para los blancos tanto para los ricos como los de clase trabajadora, facilitados a través de la construcción de carreteras y la disponibilidad de hipotecas subvencionadas por el Gobierno Federal (VA,FHAHOLC). Se hizo más fácil para las familias comprar nuevas casas en los suburbios, pero no para alquilar apartamentos en las ciudades.8

Gueto

Gueto



Gueto

Un gueto es un área separada para la vivienda de un determinado origen étnico, cultural o religioso, voluntaria o involuntariamente, en mayor o menor reclusión. El término se empleó, originalmente, para indicar los barrios en los cuales eran obligados a vivir y a permanecer confinados por la noche. El uso se ha extendido hoy a cualquier área en la que la concentración de un determinado grupo social es excluyente.

Etimología
La palabra gueto deriva del italiano ghetto, y este, a su vez, probablemente del veneciano geto (que significa «fundición de hierro», por la fábrica alojada antiguamente en el barrio posteriormente reservado a los judíos).1 Una explicación alternativa señala, en cambio, que guettoprovendría de la palabra italiana borghetto, diminutivo deborgo (burgo).2

Historia

Si bien la presencia judía databa al menos del siglo V, el primer gueto fue instituido en Venecia en 1516, después de la llegada masiva de refugiados judíos que habían sido deportados de la península ibérica. Fueron creados para confinar a las poblaciones hebreas de Italia que comenzaban a incrementarse con la llegada de refugiados judíos procedentes de España. Durante todo el siglo XVI los guetos se encontraban solo en ciudades del centro norte de Italia, dado que a raíz de los decretos de expulsión emanados de las cortes castellanas y especialmente aragonesas, también fueron deportadas todas las comunidades judías del sur de Italia dependientes de la Corona de Aragón. Las características de los guetos eran bien diversas entre sí, y sufrieron grandes modificaciones con el pasar del tiempo. En algunos casos el gueto llegó a ser un barrio judío con población acomodada (como el caso de Venecia), en otros significó un empobrecimiento paulatino de la comunidad judía que albergaba (como en el caso de Roma). La principal característica de los guetos era que estaban cercados por muros o puertas, las cuales eran cerradas al anochecer y abiertas en las primeras horas del alba. Los judíos no podían adquirir terrenos fuera de los límites del gueto, y estaban obligados a vivir en él. Esto significó que en los casos de crecimiento demográfico, se construía encima del tejido urbano ya existente, incrementando la altura y densidad del barrio. En consecuencia, los guetos solían tener calles estrechas, edificaciones elevadas y una alta densidad demográfica.

Los guetos se extendieron durante el siglo XVI en el centro y norte de Italia, como consecuencia de la "Cum nimis absurdum" del Papa Paulo IV en 1555, que creó el Gueto de Roma, segregando a la comunidad judía que había vivido libremente en la ciudad desde tiempos del Imperio Romano. Durante su pontificado, entre 1566 y 1572, Pío V recomendó a todos los estados de la península itálica crear guetos para segregar a los judíos, siendo las ciudades de Pisa y Livorno (en el Gran Ducado de Toscana), unas de las pocas que se negaron a hacerlo.
En Europa Central, existieron guetos en diversas ciudades como Praga, Fráncfort, Hamburgo oMaguncia; mientras que en lugares de alta concentración de población hebrea, como Lituania oPolonia, no existían guetos propiamente tales, sino barrios judíos más o menos integrados a las ciudad, por ejemplo, en Cracovia.
Los guetos fueron progresivamente abolidos y sus muros demolidos en el siglo XIX, siguiendo los ideales libertarios de la Revolución Francesa, en especial luego de las invasiones napoleónicas, las cuales además sirvieron de impulso para abolir la Inquisición. El último gueto en ser abolido en Europa Occidental, fue el de Roma en 1870, cuando el Reino de Italia conquistó la ciudad dando fin a los Estados Pontificios, transformándola en su capital.

La Salución Final

La Solución Final

El eufemismo con el que los nazis identificaron en sus documentos y declaraciones sus planes genocidas respecto de la población judíaeuropea fue «Solución final al problema judío» (Endlösung der Judenfrage, en alemán). El primer uso del término se dio en una circular deAdolf Eichmann, de 20 de mayo de 1941, en la que aludía a esa solución como una futura vía en el tratamiento de los judíos europeos, tras comunicar que Göring prohibía la emigración de judíos de Francia y Bélgica.

Con la aprobación y sanción por parte de Hitler de las distintas fases de intensificación, la Solución Final, como proceso, arrancó en la primavera de 1941 con la planificación de la «Operación Barbarroja» y la propaganda para persuadir al pueblo alemán acerca de la conspiración judeo-anglosajona (Estados Unidos ya incluidos) contra Alemania;143 se amplió durante el verano con el paso a un genocidio a gran escala en la Unión Soviética recién invadida (radicalizado en otoño por la deportación masiva hacia el este ordenada por Hitler de los judíos del Reich, Bohemia y Moravia) y se encaminó hacia su pleno desarrollo entre diciembre (una vez declarada la guerra a Estados Unidos) y la primavera de 1942, cuando surgió definitivamente un programa coordinado de exterminio que se materializaría en la matanza perpetrada en los distintos campos.144

El 16 de julio de 1941, el jefe del Servicio de Seguridad (SD) en Posen, Rolf-Heinz Höppner envió a Adolf Eichmann, de la Oficina Principal de Seguridad del Reich en Berlín, un informe titulado Solución al problema judío, en el que recogía las conclusiones de diversas discusiones al respecto entre distintos organismos del Reich. La idea principal que se exponía en el informe era la de concentrar a todos los judíos del Warthegau en un campo para 300.000 personas situado cerca del centro de la producción de carbón, para que los judíos aptos para el trabajo pudiesen ser explotados. Además, se señalaba, en relación con los judíos que no pudiesen trabajar y con aquellos a los que no fuese posible alimentar, que habría que considerar seriamente si la solución más humana no sería terminar con ellos mediante algún tipo de preparado de efecto rápido. Por lo demás, se sugería la esterilización de todas las judías para solventar el problema judío en esa misma generación. Así, pues, el informe destacaba la idea de genocidio en una fase embrionaria.145

Posteriormente, el 31 de julio, Göring firmó un documento, que se supone redactado a partir de un borrador de Eichmann, en el que se instaba a Heydrich para que se encargara de llevar a cabo los preparativos necesarios para «la solución completa de la Cuestión Judía dentro de la esfera de influencia alemana en Europa», probablemente con el sentido de buscar todavía una solución territorial del tipo de intentar un traslado de los judíos alemanes y de otros lugares de Europa a un reserva situada más allá de los Urales.146

Esa solución territorial dependía, por un lado, de una victoria rápida de Alemania sobre la Unión Soviética y, por otro, de un cambio en los planes de Hitler, que todavía tenía en mente usar a los judíos alemanes como rehenes y que no quería que fuesen deportados al Este. Sin embargo, en septiembre las ideas empezaron a cambiar, cuando, probablemente, Rosemberg convenció a Hitler de utilizar la deportación de judíos como forma de represalia por las deportaciones de alemanes del Volga a Siberia por parte de los soviéticos.147 Hitler ordenó en septiembre, cuando los Einsatzgruppen habían emprendido el genocidio total en la Unión Soviética, la deportación inmediata de los judíos de Alemania, Austria y Checoslovaquia.

Por lo tanto, en septiembre de 1941 empezaba a haber ya un caso convincente para establecer un vínculo entre el exterminio físico que empezaba a ser generalizado en el este, la imposibilidad de establecer una solución territorial en un futuro próximo, y el mandato que Heydrich había obtenido ya para organizar una solución general al «problema judío» en todas las zonas ocupadas por Alemania. Incluso así, seguía sin emerger aún del todo un programa generalizado de exterminio para toda la población judía europea.148

 

Carta de Hermann Goering a Reinhard Heydrichacerca de la Solución Final.

Juicios de Núremberg

FUENTE: http://es.wikipedia.org
(Redirigido desde Juicios de Nuremberg)

 

Imagen de la bancada de acusados en el Proceso principal de Núremberg. Delante, de izquierda a derecha:Hermann GoeringRudolf HessJoachim von Ribbentrop,Wilhelm Keitel. Detrás, de izquierda a derecha: Karl Doenitz,Erich RaederBaldur von Schirach y Fritz Sauckel.

Los Juicios de Núremberg o, también, Procesos de Núremberg, fueron un conjunto de procesos jurisdiccionales emprendidos por iniciativa de las naciones aliadas vencedoras al final de la Segunda Guerra Mundial, en los que se determinaron y sancionaron las responsabilidades de dirigentes, funcionarios y colaboradores del régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler en los diferentes crímenes y abusos contra la Humanidad cometidos en nombre del III Reich alemána partir del 1 de septiembre de 1939 hasta la caída del régimen alemán en mayo de 1945.

Desarrollados en la ciudad alemana de Núremberg entre 1945 y 1946, el proceso que obtuvo mayor repercusión en la opinión pública mundial fue el conocido comoJuicio principal de Núremberg o Juicio de Núremberg, dirigido a partir del 20 de noviembre de 1945 por el Tribunal Militar Internacional (TMI) (cuyo sustento era la Carta de Londres), en contra de 24 de los principales dirigentes supervivientes del gobierno nazi capturados, y de varias de sus principales organizaciones.

Otros doce procesos posteriores fueron conducidos por el Tribunal Militar de losEstados Unidos, entre los cuales se encuentran los llamados Juicio de los doctoresJuicio de los jueces.

La tipificación de los crímenes y abusos realizada por los tribunales y los fundamentos de su constitución (Ver Principios de Núremberg) representaron un avance jurídico que sería aprovechado posteriormente por las Naciones Unidas para el desarrollo de una jurisprudencia específica internacional en materia de guerra de agresióncrímenes de guerra ycrímenes en contra de la humanidad, así como para la constitución, a partir de 1998, del Tribunal Penal Internacional permanente.